El Padre Ángel, en Villalar: «Con el diálogo se puede resolver el conflicto catalán»

Luis Alonso, Blanca Rodríguez-Chávez, el Padre Ángel y Demetrio Madrid./F. J.
Luis Alonso, Blanca Rodríguez-Chávez, el Padre Ángel y Demetrio Madrid. / F. J.

El fundador de Mensajeros participó en el ciclo sobre la paz que organiza el Ayuntamiento

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZVillalón

El pasado año, según un informe de Naciones Unidas, había activos más de 30 conflictos armados en el mundo. África, Oriente Medio o los inmensos océanos estaban incluidos en esa lista negra en la que miles y miles de personas perdieron la vida. Lista que ayer el Padre Ángel puso sobre la mesa para introducir su conferencia dentro del ciclo ‘Villalar de los Comuneros, lugar de encuentro para la paz’ que el Ayuntamiento desarrollará hasta hoy con la entrega de la mención ‘I Comunero de la Paz’ al profesor, político y alto funcionario internacional Federico Mayor Zaragoza.

El fundador y presidente de Mensajeros de la Paz no quiso dejar pasar la ocasión y en el marco de la conferencia aseguró que con el diálogo se podrá llegar a un acuerdo en Cataluña. «El diálogo es fundamental y lo que no se puede hacer es negarlo. El Papa Francisco siempre habla del diálogo entre naciones y habla de diálogo en Palestina y recientemente lo hizo en Bangladesh. En el caso de Cataluña no se pueden poner pegas y peros. Hay que hablar. El diálogo es ceder, no es imponer, es comprender. Yo estoy convencido de que habrá diálogo».

Respecto a las posibles vías de solución, el Padre Ángel puso de ejemplo la Iglesia, que «siempre ha dado ejemplo de diálogo. A pesar de que algunos pensaron que era de su posesión [haciendo referencia a la fe y a la diversidad de credos] siempre hemos dado ejemplo. Es verdad que muchas guerras vinieron por las iglesias pero la cuestión es que hay que respetar y comprender cada una de las iglesias existentes. Bajando más abajo, la paz en una familia es el diálogo. Cuando un hijo quiere marcharse, como podría ser el caso de Cataluña, lo que no puede hacer es marcharse dando un portazo. Hay que marcharse con algunas condiciones y los padres tienen que convencerle que por ejemplo venga a pasar los fines de semana en casa. Estoy convencido que todo se arreglará, pero se hará con dialogo».

El Padre Ángel, que no es la primera vez que visita Villalar de los Comuneros – «he estado varias veces en el monumento ya que es una cosa muy simbólica para todos los que no lo conocíamos»– comenzó su intervención ensalzando la figura de Demetrio Madrid, hijo adoptivo del municipio y presidente de la Junta de Castilla y León entre 1983 y 1986, quien asistió a la jornada. «Este pueblo, Villalar de los Comuneros, es un referente y un ejemplo ya que aquí hubo diálogo y la posibilidad de hacer la paz. Yo he venido a esta localidad en varias ocasiones y tengo que decir que Villalar es un símbolo de la paz».

En este símbolo de la paz, el fundador de Mensajeros de la Paz habló sobre el desarme, los refugiados y sobre la «vergüenza, el delito y lo vergonzosamente escandaloso que está ocurriendo con el tema de los refugiados y con las miles y miles de vidas que se han perdido en los mares». Al igual que el Papa Francisco, el Padre Ángel hizo suyas algunas partes de las encíclicas publicas por Bergoglio que hacen referencia al medio ambiente. Y es que el medio ambiente también fue el protagonista de la jornada con la conferencia sobre ‘Gobernanza y Derechos Humanos’ que desarrolló la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid Blanca Rodríguez-Chávez Mimbrero. La ponente aseguró que «la paz y la seguridad también pueden venir de la mano del desarrollo social y económico a través de la conservación del Medio Ambiente». A parte de hablar de los objetivos de 2030, también destacó la importancia de los Derechos Humanos.

Hoy, la jornada arrancará a las once y media de la mañana en el Ayuntamiento donde se recibirá a todas las autoridades que participarán en el acto de entrega de la mención ‘I Comunero de la Paz’ a Federico Mayor Zaragoza. Mayor Zaragoza es profesor, político y alto funcionario internacional: ejerció como director general adjunto y director general de la Unesco entre 1987 y 1999 y ministro de Educación y Ciencia con Calvo-Sotelo.

Esta distinción, según el alcalde de Villalar de los Comuneros, Luis Alonso Laguna, se ha creado para «reconocer a las personas que por su trayectoria han dedicado parte de su vida a defender los valores de la paz, la justicia y la verdad. Villalar de los Comuneros es poseedor de dos hechos históricos que demuestran la fuerza del diálogo y la libertad, y a pesar de los años transcurridos vemos cómo todavía sigue habiendo berenguelas y comuneros que dejan parte de su vida en el empeño de lograr un mundo de paz y libertad, marcando huella para que otros sigan sus pasos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos