Paco Lobatón quiere investigar el caso de la desaparecida en Medina

Paco Lobatón con las hermanas de la desaparecida durante su visita a Medina del Campo/
Paco Lobatón con las hermanas de la desaparecida durante su visita a Medina del Campo

Plasmará en un libro este suceso de 1990 y tramitará la solicitud para reabrir la investigación

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

La Fundación Europea por las Personas Desaparecidas (QSDglobal), presidida por el periodista Paco Lobatón, ha fijado su mirada en el caso de María Dolores Sánchez Moya, la mujer desaparecida hace 27 años en Medina del Campo, hasta tal punto de que además de incluir este suceso en una publicación especial que verá la luz el próximo 9 de marzo, Día de las personas desaparecidas sin causa aparente, también pondrá en marcha toda la maquinaria de la Fundación para que un grupo de expertos evalúe las posibles acciones a desarrollar para solicitar una reapertura formal de la investigación.

Más información

«He podido constatar hasta qué punto ellos (haciendo referencia a los cinco hermanos con vida de María Dolores Sánchez Moya) atesoran información valiosa para esclarecer lo ocurrido y no dejarlo archivado bajo el fácil epígrafe de misterioso caso», explicó Lobatón, que hace unos días se desplazó hasta el municipio para conocer en primera persona a los familiares de María Dolores Sánchez Moya y para recapitular toda la información. Al respecto, el periodista añadió que lo que más le ha sorprendido de este caso «es que todo el expediente al que esta familia ha tenido acceso se reduce a un folio y medio de la denuncia interpuesta en 1990».

Sin ninguna pista durante 27 años

La joven desapareció en el mes de julio de 1990, cuando caminaba desde una de las calles principales del barrio de La Mota hasta la estación de trenes, lugar en el que debía coger un convoy que, como todos los días desde hacía varios meses, la trasladaba hasta Valladolid, ciudad en la que trabajaba como asistenta del hogar. Ahora, 27 años después, sus hermanos han iniciado los trámites legales para declarar de manera oficial como fallecida a María Dolores. Por el momento, los hermanos de la desaparecida no pierden la esperanza de conocer algún dato o pista que conduzca hasta el paradero de María Dolores y confían en que la justicia reabra el caso, ya que ellos sospechan que en el trasfondo de esta desaparición se encuentra un caso de violencia de género.

María Dolores Sánchez desapareció en 1990
María Dolores Sánchez desapareció en 1990

Por el momento, y según comentó una de las familiares, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Medina del Campo ya ha iniciado el expediente correspondiente para declarar a María Dolores como fallecida ante la nula comunicación existente desde hace más de dos décadas y media con sus hermanos. Ahora el órgano judicial, a través de un edicto, ha hecho pública la incoación del expediente y solicita que todos aquellos que tengan noticias sobre la existencia de la joven pongan en conocimiento del Tribunal cualquier dato.

Sin pertenencias

Los hermanos de María Dolores aseguran que la joven salió de su casa a primera hora de la mañana del 24 de julio de 1990 sin documentación alguna (Documento Nacional de Identidad (DNI) y tarjeta sanitaria) ni dinero. Asimismo, sostienen que la joven tenía planes a su regreso del trabajo en Valladolid, ya que en esas fechas el barrio en el que residía celebraba sus fiestas. La denuncia se interpuso el 3 de octubre de 1990, tres meses después de la desaparición de María Dolores, en las instalaciones de la Policía Nacional de Medina del Campo.

21.000 denuncias al año por desapariciones en España

El Ministerio del Interior publicó el pasado 7 de enero el informe global sobre desaparecidos en España. La media anual resultante es de 21.000 denuncias y los casos sin resolver alcanzan los 4.164, según detalla Lobatón, que señala que «El programa Quién Sabe Dónde de TVE, emitido entre 1992 y 1998, llegó a recibir diez mil peticiones de búsqueda». Este ha sido el único registro para calcular la incidencia de las desapariciones, dado que entonces no existía la Base de Datos PRDH (Personas Desaparecidas y Restos Humanos) que comparten los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

«El primer informe global del Ministerio del Interior data de este mismo año, 7 de enero de 2017, y refleja las cifras aportadas por esa Base desde 2010 por lo que no hay por qué suponer que desde 2010 hacia atrás, dicha media fuera sensiblemente inferior», explicó el periodista y presidente de la Fundación QSDglobal.

En el informe que los agentes pusieron en marcha y que tiene una extensión aproximada de folio y medio, los encargados de realizar la investigación detallan que peinaron el itinerario que supuestamente la desaparecida habría realizado ese día y señalan que se desconocen los motivos de la desaparición de la joven. Asimismo se explica que se tomaron declaración a los familiares, amigos más íntimos y cercanos, al que fue su pareja en aquel entonces, a varias compañeras de viaje a Valladolid y a las personas que acudían a la academia de corte y confección en la que estaba aprendiendo a coser. El informe se derivó a la Unidad Central de Madrid y el caso se archivó. Ahora con el nuevo procedimiento, el juzgado que lleva el caso para declarar como fallecida a María Dolores, según señalan sus hermanos, ya habría citado algunos de los testigos que fueron interrogados en la década de los 90.

Los hermanos de la desaparecida todavía hoy en día tienen la esperanza de conocer lo ocurrido con su hermana ya que «ella nunca se habría ido. La tuvo que pasar algo. Nosotros pensamos que la han matado o asesinado y que algún día aparecerá».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos