Óliver García gana la semifinal de la Liga del Corte Puro de Íscar

Óliver García Sanz, ganador del concurso de cortes de Íscar
Óliver García Sanz, ganador del concurso de cortes de Íscar. / Henar Sastre

Unas 6.000 personas acudieron a la plaza de toros iscariense para presenciar el espectáculo

C. CATALINAÍSCAR (VALLADOLID)

Óliver García Sanz, de profesión abogado y de afición corredor de encierros y recortador de toros, rompió la tarde de este domingo el maléfico dicho popular 'Nadie es profeta en su tierra' al proclamarse con todas las de la ley campeón en la plaza de toros de su pueblo. Allí, siendo niño, se puso por vez primera ante una becerra y hoy triunfó ante su gente y otras muchas personas llegadas desde diferentes puntos de la geografía regional y nacional que llenaron prácticamente las más de 6.000 localidades del aforo y se rindieron a sus pies con una estruendoso y prolongado aplauso. Se proclamó así vencedor de la semifinal de la Liga del Corte Puro 2017 organizada por la empresa riojana Toropasión con el patrocinio del Ayuntamiento de Íscar, la Diputación de Valladolid y El Norte de Castilla, en el marco del vigesimosexto concurso castellano y leonés de cortes de novillos Villa de Íscar.

Óliver García, finalista en la pasada edición de la Liga del Corte Puro, que se coló en la final como mejor segundo, marcó la diferencia ante los también vallisoletanos Eusebio Sacristán ‘Use’ de La Seca y Pablo Martín ‘Guindi’ de La Pedraja de Portillo, segundo y tercer clasificado respectivamente, así como ante el zamorano de Morales del Vino Sergio García ‘Tororo’, cuarto clasificado, y el medinense campeón en la fase clasificatoria celebrada en Benavente Adrián Lambas que acabó quinto, ante un novillo utrero de pelo castaño de nombre ‘Pajarito’ de la ganadería de María del Carmen Camacho.

Un novillo, a diferencia de los otros lidiados en las cuatro tantas clasificatorias, que tuvo nobleza en la embestida y se empleó indistintamente por los dos pitones, si bien el quinteto de cortados finalistas optó preferentemente por el izquierdo en los tres cortes que tuvieron que dar. Cortes ajustados, en algún caso al límite, buscando al morlaco y encontrando la respuesta de este a su engaño.

En la primera tanda clasificatoria, en la que de acuerdo a la valoración del jurado se impuso el joven medinense, Adrián Lambas, los cortadores se las tuvieron que ver con un bien presentado novillo castaño chorreado cuya lidia resultó complicada en su insistente búsqueda en la distancias cortas. En esta tanda el también medinense sufrió una voltereta, sin mayores consecuencias, a la salida de su segundo corte, intentándolo de nuevo pese al dolor con un arriesgado corte.

Con un poco más de codicia que su hermano de camada, el negro mulato lidiado en la segunda tanda clasificatoria otorgó el pase a la final el lasecano Eusebio Sacrista ‘Use’. El benaventano Rodrigo Burón dio un pequeño susto: ‘a priori’ pareció que el pitón del novillo había llegado a su pecho pero todo se quedó en un fuerte golpe del que quedó un tanto resentido.

En la tercera, el quinteto de participantes se tuvo que conformar con la ejecución de un único corte, ante la negativa del negro mulato de nombre ‘Fundador’ de separarse de las tablas que hizo más que complicada su lidia. Fue el pedrajero Pablo Martín ‘Gindi’ quien se clasificó en este grupo para la final pese a la bronca del respetable a la organización por no cambiar de novillo.

En la cuarta y última, sin duda la más entretenida y disputada por la nobleza y entrega del negro meano de nombre ‘Romerito’, que propició la realización de tres cortes a cada participantes algunos de ellos al límite, se clasificó como primero el zamorano Sergio García ‘Tororo’ y como mejor segundo de los cuatro grupo el local Óliver García que a la postre se proclamó campeón.

Tras la final, los saltadores franceses Simon Raunier, que fue volteado a la salida de un número, y Dominique Larié, realizaron una exhibición de saltos mortales, con tirabuzón y del ángel, así como suertes combinadas y múltiples de máxima dificultad. Finalmente tuvo lugar la entrega de premios protagonizada por las reinas de las fiestas Noelia Merlo, Sara Martín y Carmen Rico, la concejal responsable de la Comisión de Fiestas, Nieves Muñoz, y el Alcalde de Íscar, Luis María Martin.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos