La obra para sacar las rampas de Plaza Mayor arrancará tras la Semana Santa

Rampa de salida del aparcamiento. /A. MINGUEZA
Rampa de salida del aparcamiento. / A. MINGUEZA

La entrada se mantiene en Manzana y tendrá la salida en Los Molinos, lateral de Correos. El Ayuntamiento negocia con la concesionaria para que colabore en el pago

J. A.VALLADOLID

La Concejalía de Urbanismo ultima el pliego para redactar el proyecto de eliminación de las rampas del aparcamiento de la Plaza Mayor, una obra que podría empezar tras la próxima Semana Santa. Finalmente, se prevé que la entrada se haga a través de una rampa en la calle Manzana –acceso actual al estacionamiento–, mientras que la salida se contempla en la calle de Los Molinos (lateral de Correos) tras superar los vehículos un túnel que discurrirá bajo la estrecha calle Jesús.

La primera opción era sacar los coches por Pasión –la vía que presentaba menos problemas por las conducciones subterráneas–, pero las quejas de los comerciantes y hosteleros han llevado a cambiar el criterio.

La semana pasada el Ayuntamiento mantenía una nueva reunión con la concesionaria para negociar el pago de la obra. El Consistorio pretende que la empresa Aplaes contribuya económicamente. De hecho, la renovación de los plazos de explotación de este estacionamiento se han dejado sin cerrar a expensas de lograr un acuerdo.

El Ayuntamiento llegó a reservar 1,8 millones de euros de las inversiones financieramente sostenibles de 2018 para abordar esta obra, pero finalmente se cayó del listado. La financiación, de momento, sigue en el aire.

Junto a esta intervención, el 1 de enero –antes, porque la Plaza Mayor se cierra al paso de vehículos en Navidad– los autobuses y taxis dejarán de circular por el canal adoquinado que une Ferrari y Pasión, ya que las líneas que ahora lo atraviesan pararán en Doctrinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos