Las nuevas estaciones de tren y autobús de Valladolid estarán conectadas

Las nuevas estaciones de tren y autobús de Valladolid estarán conectadas

Habrá que esperar hasta 2022 para que la terminal ferroviaria estrene su nuevo aspecto

J. Asua
J. ASUA

Un «impulso enorme», un «paso de gigante» en la transformación de la red arterial ferroviaria a su paso por la ciudad. Estas fueron las palabras utilizadas hoy por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para calificar los acuerdos adoptados por el consejo de administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, que aprobó la licitación de la redacción de los proyectos de cuatro pasos bajo las vías – Pelícano con Unión; San Isidro; Padre Claret con calle Andalucía y la conexión en 'y' entre la avenida de Segovia con Panaderos y Labradores–, y en el que se dio, también, el visto bueno a la obra del nuevo edificio de viajeros de la estación de Renfe, que unirá, sobre los andenes, esta terminal con el futuro complejo para autobuses que se levantará en Farnesio cuando se derriben las naves de los talleres.

Más información

Después de dos años en los que la entidad ha estado «al borde del precipicio» por su situación financiera, según reconoció De la Serna, se comienza a trabajar en tajos «viables» y con plazos «realistas» tras enterrar, puede que para siempre, el gran sueño del soterramiento. Adif se encargará el diseño de la nueva conexión rodada, peatonal y ciclista entre Labradores y Panaderos con la avenida de Segovia, la gran obra de esta primera fase de permeabilidad ferroviaria en la que se invertirán 27,02 millones de euros. El Ayuntamiento, por su parte, acometerá la planificación de los otros tres pasos más humildes –serán para viandantes y bicicletas– con un gasto de 6,75 millones de euros. La previsión es que estas cuatro nuevas uniones bajo el lecho del tren estén concluidas en 2020. Antes, se abrirán las conexiones de Rafael Cano (Pilarica), cuyas obras están en marcha, y el túnel entre Nochevieja y Andrómeda, en el mismo barrio, y que Adif ya ha adjudicado a la empresa Ecisa por 6,1 millones. Se cubriría así el plan de permeabilidad en la zona norte, la más afectada por la barrera del tren, a expensas de una renovación menos ambiciosa en el túnel que une las calles Casasola y Villabáñez.

Hasta 2022

Habrá que esperar hasta 2022 para que la estación de trenes estrene su nuevo aspecto. Setenta millones de euros dedicará el Gobierno de España a la ampliación de esta terminal con la construcción de un edificio volado sobre los andenes, que permitirá el acceso de los viajeros tanto desde la zona centro de la ciudad como desde Delicias. Este inmueble estará relacionado físicamente con la estación de autobuses que la Junta planea en la zona central de los actuales talleres de Renfe en Farnesio. Alta Velocidad desecha la idea de ubicarla junto a la parada ferroviaria por los problemas de tráfico que se generarían en el entorno de la calle Recondo. Las salidas y entradas de los vehículos colapsarían un área ya congestionada.

El convenio revisado durante el encuentro celebrado en la sede de la sociedad prevé que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias dirija otras dos obras de peso: la construcción de la «calle elevada» sobre la playa de vías entre Recondo y Farnesio y la excavación del túnel en el Paseo de Arco de Ladrillo, que sustituirá al deteriorado viaducto que ahora da servicio al tráfico de vehículos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos