Los municipios del alfoz pagarán lo mismo que la capital por depurar el agua

Los alcaldes de los municipios afectados, junto a María Sánchez, concejala de Medio Ambiente
Los alcaldes de los municipios afectados, junto a María Sánchez, concejala de Medio Ambiente / El Norte

El acuerdo ha sido consensuado tras varios meses y ha dejado satisfechos a los alcaldes y al Ayuntamiento

ÁLVARO GÓMEZValladolid

Las aguas estaban revueltas pero ya vuelven a su cauce. Los vecinos de los municipios del alfoz –Arroyo de la Encomienda, Laguna de Duero, La Cistérniga, Simancas y Zaratán– pagarán lo mismo que los habitantes de la capital por la depuración del agua. El nuevo convenio acordado ayer en la reunión de los alcaldes con María Sánchez, concejala de Medio Ambiente, establece que cada localidad pagará según los metros cúbicos que depure y deja de lado el sistema de pago según la media de la capital, lo que al final salía mucho más caro en el alfoz ya que sumaban los gastos extras –niveles freáticos, aguas que se filtran en la red sin que haya sido potabilizada o las aguas pluviales– de Valladolid con los suyos propios.

El nuevo acuerdo, consensuado por todas las partes, llega tras varios meses de trabajo en los que los regidores de estas localidades renunciaron a pagar más por el agua que en la capital. Finalmente, el Ayuntamiento aceptó ayer la principal petición de los municipios: pagar por cada metro cúbico. «Todos los vecinos y vecinas de los municipios del alfoz y de Valladolid vamos a pagar lo que es justo por el agua, es decir, metro cúbico por depuración», anunció la concejala de MedioAmbiente. Respecto a las negociaciones, Sánchez reconoció el trabajo conjunto del Ayuntamiento y de los municipios, cada uno defendiendo sus intereses pero buscando un bien común para los ciudadanos. «Ellos consideraban que los anteriores convenios eran injustos, pero nosotros también teníamos una obligación con la empresa de que parte de los costes que les pasábamos a los municipios los teníamos que pagar a su vez a la concesionaria», indicó. La concejala mostró su satisfacción ante el nuevo convenio, pues «se han limado asperezas», y declaró que los diferentes municipios realizaron tres propuestas y el Ayuntamiento de Valladolid aceptó la más importante de ellas –pagar por metro cúbico de depuración–.

El nuevo acuerdo, que sustituirá a los hasta ahora vigentes con cada uno de los Ayuntamientos y permanecerá en vigor los próximos cuatro años, supuso una gran noticia para los alcaldes, que mostraron ayer su agrado tras la firma del convenio. «Es un acuerdo que beneficia a todos los Ayuntamientos implicados y ahora evidentemente habrá un ajuste económico y no se va a pagar lo mismo que cuando existía la empresa privada», declaró Juan José Biosca, teniente alcalde de Laguna de Duero. El primer edil indicó que el nuevo convenio no va a suponer un ahorro inmediato para el bolsillo de los ciudadanos del alfoz, pero sí a medio plazo. Según José Manuel Barrio, alcalde de Arroyo de la Encomienda, la bajada puede superar «más del 50%» respecto al primer borrador que les plantearon.

Deudas de los municipios

«Es un convenio justo», añadió Barrio, que contó que tan solo quedan unos flecos para cerrarlo totalmente pero no revisten demasiada importancia. Respecto a las deudas existentes por parte de Laguna, Biosca anunció que, como estaba previsto, el pago del millón y medio de euros vigente se realizará en tres plazos y «se hará inmediatamente; acabo de hablar para que nos pasaran el primer plazo», indicó. Esta división se debe a que facturar todo «de golpe y porrazo», según el teniente alcalde supone «una distorsión económica» en las arcas de Laguna. Otro de los Ayuntamientos que debe dinero al Consistorio de la capital es el de Zaratán. Concretamente 180.000 euros por unas facturas del pasado curso, aunque, según anunció su alcaldesa, Susana Suárez, «estamos en periodo de tramitación del pago». Los otros dos regidores de los pueblos del alfoz, también contentos por el nuevo convenio firmado, fueron los de Simancas y La Cistérniga. El primero de ellos, Alberto Plazas, anunció que la obra en su localidad ya está terminada. «No sabemos todavía cuándo vamos a ponerlo en marcha pero va a ser en un plazo breve», declaró.

Por su parte, Mariano Suárez, alcalde de La Cistérniga, detalló que su municipio tardará al menos un año y medio en dar solución a la unión con la depuradora de Valladolid. «Nos falta construir toda la obra, que la tiene que hacer o bien la Junta de Castilla y León o la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)». A pesar de no entrar en vigor las medidas del acuerdo a corto plazo, Suárez reconoció que «el convenio es bueno porque es para el futuro». Por ello, el alcalde de La Cistérniga consideró que su labor actual es presionar a la Junta y al CHD para que el proyecto, que ya existe, se lleve a cabo «lo más rápidamente posible por el bien ecológico de todo el Medio ambiente».

El nuevo convenio entrará en vigor con carácter retroactivo desde el día de hoy, 1 de julio, una vez se haya firmado por todas las partes.

Fotos

Vídeos