El Norte de Castilla

Ángel Nieto confía en que Motauros se convierta en la concentración de referencia

Juan Carlos Ruiz Pte. de Motauros, Gonzalez Poncela y Ángel Nieto. / F. Jiménez
  • El mítico piloto lamenta la suspensión de Pingüinos y espera que la organización siga trabajando para los próximos años

Una década y media es el tiempo que el motoclub tordesillano de Motauros lleva al frente de la que ha sido la segunda concentración invernal de motos en la península ibérica. Este año, para celebrar su «consagración», como comentaron algunos de los miembros de la organización, han decidido presentar por todo lo alto la programación de la próxima edición, que tendrá como padrino al piloto que abrió el camino del motociclismo español.

La Casa de Valladolid en Madrid fue el escenario elegido para que el hombre del ‘12+1’ apoyara con su presencia la que será sin lugar a duda la cita más especial de los motoristas de todo el panorama nacional tras la suspensión de Pingüinos. «Motauros es una concentración que lleva haciendo las cosas bien desde hace muchos años», comentó Nieto, quien junto al presidente de Motauros, Juan Carlos Ruiz, y el alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, participo durante la mañana de ayer en la puesta de largo del que es uno de los eventos que mayor número de visitantes congrega en la villa del tratado.

Además de destacar la ilusión con la que los tordesillanos acogen a los miles y miles de motoristas, Nieto dijo confiar en que Motauros «se convierta en la concentración invernal de referencia ya que si siguen trabajando duro y de la misma forma lo conseguirán sin lugar a duda».

Con un presupuesto cercano a los 250.000 euros, el motoclub prevé un aumento considerable en el número de inscritos para que «vuelvan a Tordesillas todos aquellos que nos acompañan cada año, los que nunca han venido y los que quieran probar a vivir como una gran familia durante cuatro días».

Este año, al igual que en las pasadas ediciones, Motauros pondrá un punto de recogida de comida básica para donarla al Banco de Alimentos de Valladolid, y además seguirá solicitando a los inscritos los tapones de las botellas para Aimar, un niño tordesillano con discapacidad.

El sentido del civismo, el compañerismo y la responsabilidad a la hora de circular por la carretera –«no hay que ir con prisas, las prisas y la velocidad para los circuitos»– fueron algunos de los consejos que Nieto ofreció en su acto de presentación como el primer padrino de Motauros.