Mercadona planea trasladar a Arroyo el súper de la avenida de Salamanca

Terrenos de la antigua papelera. /GABRIEL VILLAMIL
Terrenos de la antigua papelera. / GABRIEL VILLAMIL

La distribuidora se fija en los terrenos de la antigua papelera para levantar una gran tienda

J. Asua
J. ASUAVALLADOLID

Mercadona, la gran cadena de supermercados fundada en 1977 por la familia Roig, mantiene abierta una operación en Valladolid para mejorar su servicio a los clientes. La distribuidora, que ahora cuenta con quince establecimientos en la capital y otros dos en Laguna de Duero y Medina del Campo, planea trasladar la tienda que da servicio en el número 112 de la avenida de Salamanca al municipio de Arroyo de la Encomienda. La compañía se ha fijado en los terrenos que ocupaba la antigua papelera Smurfit, justo en la otra margen de la arteria de tráfico y a escasos setecientos metros de su ubicación actual, para levantar un gran complejo de venta al público.

Contenidos relacionados

Fuentes de Mercadona confirmaron ayer este proyecto, que aún se está negociando con los propietarios del suelo de la fábrica. En la actualidad, la junta de compensación de estos terrenos, con propiedad mayoritaria de la firma Patrimonios Inmobiliarios, negocia los detalles de la urbanización de esta parcela, ahora sin uso, pero con un planeamiento que prevé, además de edificios residenciales, la nueva Casa de la Música y el Teatro de la localidad, cuya primera piedra fue colocada a finales del pasado año. La superficie comercial total de este sector alcanza los 30.000 metros cuadrados.

El órgano que agrupa a los dueños del suelo ya ha mantenido reuniones con el Ayuntamiento de Arroyo y el planteamiento sería iniciar las obras de urbanización a partir del próximo año. Desde el Consistorio avanzan que la pieza comercial sería una de las primeras en tomar forma.

Dos son las razones que llevan a la empresa de distribución a adoptar esta decisión. La primera, que la mayor parte de los clientes que llenan su carros en el supermercado de la avenida de Salamanca proceden del municipio vecino. La segunda, la necesidad de mejorar las prestaciones a los consumidores. ¿Cómo? Con unas instalaciones más amplias, que permitan incrementar la oferta, entre ella la de productos frescos, y con mayores comodidades, como la facilidad para que los clientes aparquen sus coches.

Clientes jóvenes

De prosperar las conversaciones, como todo apunta, Arroyo contaría con el primer supermercado de Mercadona en un municipio en constante crecimiento. La población de la localidad alcanza ya los 19.421 habitantes, buena parte de ellos gente joven que ha tenido que dejar la ciudad en busca de precios de vivienda más asequibles y cuyos presupuestos familiares calzan con la oferta de la firma valenciana.

Si se analiza, además, la distribución de las tiendas de este grupo en el entorno del límite entre la capital y el municipio limítrofe se aprecia una cierta saturación de oferta, ya que en un perímetro relativamente pequeño hay tres tiendas en servicio: la de avenida de Salamanca y los dos supermercados de Parquesol, uno en Ciudad de la Habana, ubicado en los bajos de un edificio de viviendas, y otro en la calle Padre Llanos, donde ocupa una nave de venta propia y con fácil acceso en coche desde la subida por Manuel Jiménez Alfaro (la BMW).

La mudanza prevista entre las instalaciones de la avenida de Salamanca y la futura ubicación no afectará en absoluto a la actual plantilla, que se mantendrá, según recalcan en la empresa. No se descarta, incluso, la posibilidad de aumentar la dotación de trabajadores por las mayores dimensiones que se proyectan para la futura tienda.

Antes de iniciar esta operación, Mercadona también ha mantenido reuniones con el Ayuntamiento de la capital para analizar posibilidades de ampliación de su negocio. Fuentes de la Concejalía de Urbanismo destacan el talante «cordial» de estos contactos, mantenidos a raíz de la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). La cadena de supermercados ha analizado con el Consistorio las posibilidades de encontrar en la ciudad parcelas 'exentas' , es decir no asociadas a edificios de viviendas, que les permitan desarrollar un modelo de negocio de espacio comercial en solitario, con amplias playas de plazas de estacionamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos