Medina diseña un plan para atraer talento y evitar bajar de 20.000 vecinos

David Muriel, técnico municipal, Ignacio Molina y Raquel Alonso, en la presentación./P. G.
David Muriel, técnico municipal, Ignacio Molina y Raquel Alonso, en la presentación. / P. G.

El Ayuntamiento y la UVA trabajan desde el pasado año en un plan que se basa en seis líneas de intervención

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMedina del Campo

Bajo la premisa de impedir que la población de Medina del Campo baje de los 20.000 habitantes, el Ayuntamiento de Medina del Campo presentó ayer su hoja de ruta contra la despoblación en la villa de las ferias y en el entorno geográfico de la localidad. Este documento, en el que a través de seis grandes bloques se recogen cerca de una veintena de medidas, se pondrá en marcha de manera inminente, según explicó la concejala de Desarrollo Local, Raquel Alonso, quien recordó que el Plan de Lucha contra la Despoblación de la villa y su comarca se comenzó a elaborar a mediados del pasado año a través de un convenio suscrito con la Universidad de Valladolid (UVA), «aplicando algunas de las metodologías aprendidas con la incorporación de la localidad en la red de trabajo europeo 'Rural Growth', proyecto europeo en el que Medina del Campo y la Ruta del Vino Rueda trabajan desde hace tiempo».

Las medidas que se han implementado en este documento vivo, ya que podría ir cambiando debido a la evolución de la despoblación, han sido propuestas por la ciudadanía a través de las mesas de trabajo que se crearon para dar forma al informe cuyo objetivo principal es que Medina del Campo deje de perder habitantes.

A pesar de que la población en la localidad comenzó a caer en el 2010, el objetivo de esta hoja de ruta es que el municipio no descienda del límite normativo de los 20.000 habitantes. En la actualidad, la villa de las ferias cuenta con un total de 20.679 habitantes censados, cifra que ha ido descendiendo de manera paulatina desde el 2011, hasta tal punto que en 2015 Medina dejó la franja poblacional de los 21.110 vecinos para meterse de lleno en una carrera sin frenos hacia los 20.000.

Pero esta pérdida no es un fenómeno exclusivo de la cabecera de comarca ya que, según los datos facilitados, la pérdida demográfica desde el 2011 en la zona denominada como la Ruta del Vino Rueda es preocupante, «ya que «estamos antes un crecimiento vegetativo de carácter negativo y la salida de población en edad laboral a otras áreas urbanas es importante», explicó el profesor de la UVA y coordinador del Plan contra la Despoblación de Medina del Campo y su Comarca, Ignacio Molina, quien subrayó el carácter pionero de este plan en la zona.

Medidas

Para ejecutar las medidas durante los meses previos, los participantes en las diferentes mesas de trabajo han estudiado en profundidad las estrategias demográficas a nivel nacional y europeo, y también fijaron su análisis en la Agenda de Población de Castilla y León, la Directriz de Política Demográfica de Aragón y el Plan Demográfico de Asturias.

Aprovechando la experiencia que el Ayuntamiento tiene a través del proyecto Rural Growth surgieron un total de 71 propuestas de las que se plasmaron en la hoja de ruta medinense una veintena. Estas medidas se aglutinan en seis grandes bloques o líneas de actuación cuya aplicación se pondrá en marcha de manera inmediata, según explicó Alonso. El primer gran bloque hace referencia al indicador de la actividad económica y mercado laboral. En esta primera línea el plan contienen actuaciones como la detección y divulgación de los puestos de trabajo a través de las plataformas 'on line', como son la web de empleo del Ayuntamiento. El segundo, sobre vivienda y alojamiento, tendrá una duración permanente y los primeros pasos serán los de elaborar un estudio de la oferta de vivienda (censar las vacías y las disponibles para el mercado) y realizar un análisis de la demanda en la localidad. Además se pretende poner un marcha un plan de fomento del alquiler.

Mejorar el acceso a los servicios básicos a los ciudadanos residentes en el entorno de Medina del Campo, evaluar los servicios destinados a la conciliación familiar y potenciar los servicios dirigidos a la atención de la tercera edad son los primeros pasos que se darán en el apartado denominado equipamientos y servicios. En la línea referida a la movilidad, incluye demandas antiguas como la construcción de una infraestructura que conecte las estaciones y la A-6 o la potenciación de la línea de cercanías entre Medina-Madrid-Palencia.

Una de las principales medidas será la campaña de fomento del empadronamiento en la localidad, que tendrá una duración de seis meses. Durante este tiempo también se realizará un estudio para ver la correlación entre la población inmigrante residente y la empadronada. La elaboración de modelos de fiscalidad local para colectivos específicos o el diseño de una visión positiva de la comarca serán los retos a cumplir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos