Medina del Campo convertirá en ciclocalles 54 vías de la villa

Bicileta estacionada en una de las calles de Medina del Campo. / Fran Jiménez

En total la reconversión, que comenzará en el último trimestre del año, afectará a 12 kilómetros de carriles

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMedina del Cmpo (Valladolid)

Compatibilizar en el mismo espacio público el uso de la bicicleta con los derechos de los peatones y el tránsito de los vehículos. Bajo esta premisa el Ayuntamiento de Medina del Campo a través de la concejalía de Movilidad y Medio Ambiente iniciará a partir del último trimestre de este año una readaptación del callejero urbano para que 54 calles, plazas, puentes, rondas, avenidas y carreteras pasen a ser ciclocalles. Esta medida afectará a un total de 12 kilómetros distribuidos por todo el casco urbano-ronda exterior, almendra central y accesos a centros educativos, polideportivos, polígonos, estaciones y pedanías. Se pondría en marcha en varias fases de ejecución, eso sí, una vez aprobados los presupuestos municipales que se debatirán en pleno durante este periodo estival.

Según la concejala delegada de este área, Carmen Alonso (GanaMedina), durante el último trimestre de este año, parte del mapa circulatorio medinense podría ver estampado en el asfalto las líneas rojas discontinuas y la silueta de una bicicleta que indicarían que la velocidad máxima para transitar por dicha vía será de 30 kilómetros por hora. Las labores que se centrarían en señalización vertical no tendrían una inversión elevada, según la edil, quien cifró en alrededor de 67.280 euros la cantidad que las arcas municipales emplearían en esta propuesta. De la cantidad total estimada para este año, 6.000 euros están destinados para promocionar la denominada oficina de la bicicleta.

«Esta solución urbana permitirá compartir la calzada por los distintos medios de transporte, a la vez que se reducirá la velocidad, los ruidos y se aumentará la seguridad de los ciclistas, peatones y demás usuarios de la vía pública», explicó Alonso, que concretó que «por el momento no tenemos concretadas las cantidades que invertiremos». Según se desprende en el documento oficial del Plan Director de la Bicicleta proyectado por Gana Medina, el Ayuntamiento invertiría para reconvertir los 12 kilómetros en ciclocalles alrededor de 94.580 euros en 2017 y 2018, de los que se emplearían 13.600 para la almendra central, 22.130 para la ronda interior y 25.550 para los accesos. Los 33.300 euros restantes estarían programados para ser invertidos en 2018 en la adaptación de los ramales ya existentes. En el mes de febrero, Alonso mantuvo una serie de reuniones con diversos colectivos, como son los clubes de ciclismo de la villa de las ferias, para iniciar las labores de recopilación de datos y dar forma al plan que «proyectará y adaptará Medina del Campo a la tendencia global del uso de bicicletas como transporte habitual, que destaca por su rapidez, eficacia y su uso sano y respetuoso con el medio ambiente».

Inversión pequeña

Una vez determinados los puntos de origen y de destino más frecuentados por los usuarios de bicicletas (lugares de trabajo, instalaciones culturales, deportivas y de ocio, centros educativos), la concejalía marcó una red de calles ciclables en las que «la inversión sería pequeña pues se trata en la mayoría de las vías de señalización tanto horizontal como vertical y pequeñas actuaciones sobre todo en las intersecciones», aseguró la titular de Accesibilidad y Medio Ambiente que detalló que la malla de calles para los dos pedales se dividiría en varias fases. La primera fase serán las calles de la ronda interior. En estas zonas, las principales medidas son un plan de señalización de la ronda, reorganización de las intersecciones conflictivas para dar más fluidez al tráfico y la eliminación de las líneas de aparcamiento para el aumento de sección allí donde sea necesario. En total en esta primera fase se actuaría sobre 2.720 metros.

Esta etapa del proyecto también incluiría 29 calles y plazas que conforman la denominada almendra central en la que se incluyen todas las vías en las que confluyen puntos de interés. Esta fase duplicaría en metros a la primera (4.426). La primera fase del plan de ciclocalles culminará con la adecuación de los accesos a diversas localizaciones importantes del pueblo.

Calles previstas

Ronda interior:
Ronda del Apóstol Santiago, Plaza de San Agustín, Ronda de Gracia, Artillería, Plaza del Carmen, Villanueva, Nueva del Cuartel, Rotonda el Cañuelo, Cuenca, Lope de Vega, Rodrigo de Dueñas, Plaza de Santiago.
Almendra central:
Plaza Mayor, Bernal Díaz del Castillo, Padilla, Maldonado, López Flores, Bravo, Gamazo, Almirante, Plaza del Pan, Plaza del Marqués de la Ensenada, Santa Teresa, Juan de Álamos, Plaza Dr. Federico Velasco, Ramón y Cajal, Carlos I, Menéndez y Pelayo, Monstenses, Ronda de Santa Ana, Ronda de las Flores, Calle de las Farolas, Plaza de Segovia, Gerardo Moraleja, Rafael Giraldo, Portillo de San Juan, San Martín, Alfonso Quintanilla.
Accesos:
Puente San Miguel, Claudio Moyano, Paseo de la Estación, Avenida de la Estación, Avenida del Castillo, Calle Valladolid hasta el polígono Lobato, Obispo Barrientos hasta el polideportivo, Mondragón, José Zorrilla hasta calle Zamora, Calle Zamora, Avenida Portugal hasta la Plaza de Toros, Calle Carreras, Calle Ciudad Real, Carretera de las Salinas hasta carril bici.

Fotos

Vídeos