Mayorga honra a su patrón

La peña El Silencio abrió el desfile festivo. / M.G.M.

La centenaria Procesión Cívica del Vítor en la ermita del patrón atraerá esta noche a cientos de visitantes

M. G. MARBÁNMayorga

Mayorga dio inicio ayer a las fiestas en honor a su patrón, Santo Toribio de Mogrovejo. A media tarde tuvo lugar el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento ante cientos de personas, que llenaron la plaza de España, convertida durante estos días en coso taurino. Minutos antes, el concejal de Festejos, Jesús Valdivieco, presentó a las jóvenes Ana Redondo, Olga Paniagua e Irene Losada como festeras 2017, poco antes de que cediera la palabra al alcalde mayorgano, Alberto Magdaleno, quien expresó que «Santo Toribio nos vuelve a convocar en estas fiestas», a la vez que animó a todos a disfrutar y divertirse. Fue el momento también para que el Ayuntamiento realizase un homenaje al vecino Benjamín Herrero «por 13 años trabajando al servicio de las fiestas de Mayorga».

Las palabras del regidor dieron lugar a que se descorcharan cientos de botellas de cava en un magnífico ambiente de jolgorio y diversión, con el que se inició un multitudinario desfile de un gran número de peñas que llenó la calle Derecha, este año con la novedad del concurso de banderas. Abriendo la comitiva iba la peña El Silencio con una pancarta que recordaba que este año cumple 50 años de su fundación, como una de las peñas más antiguas de Mayorga.

Tras el desfile comenzó el primer encierro, en el que cuatro bravos novillos, de impresionante presencia, y dos cabestros recorrieron una y otra vez la popular calle Derecha. Cientos de personas presenciaron pasar las reses desde talanqueras y puertas y ventanas de las casas, pero también desde las tradicionales barreras, unas plataformas de madera con bancos donde las peñas se sientan a participar del encierro.

Participando del inicio de las fiestas se encontraban el mayorgano Carlos Velasco, de la conocida familia Valdepeñas, quien, junto a su esposa, Isabel Redondo, expresó, que «Mayorga se caracteriza porque cierra todos los negocios a cal y canto para vivir intensamente las fiestas». Para Redondo, «somos un pueblo que no nos cansamos de ver toros en la calle hasta que se hace de noche».

En la plaza de toros tuvo lugar la quema del cubo. Hoy se celebrará la centenaria Procesión Cívica del Vítor, a las 22.00 horas, en la ermita del santo patrón. Los mayorganos vivirán la noche más hermosa del año y miles de personas se acercarán a la terracampina localidad a presenciar la centenaria tradición de quemar pellejos en recuerdo de aquel lejano día de 1752 en el que volvió la segunda reliquia del santo patrón a su localidad de nacimiento.

Fotos

Vídeos