Saravia califica las obras de la calle Pizarro de «difícil ejecución»

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia / Alberto Mingueza

El concejal de Urbanismo asegura que «habrá un mejor acceso» y que las plazas de aparcamiento serán solo para residentes

JAVIER S. GARCÍA

El concejal de Urbanismo de Valladolid, Manuel Saravia, valoró este viernes de las obras de la calle Pizarro, en la intersección con la avenida de los Reyes Católicos. El edil tiene claro que las labores de acondicionamiento de las aceras, que «eran demasiado estrechas», y las plazas de aparcamiento, «ahora solamente para residentes», son más complicadas de ejecutar que el planteamiento, «de fácil concepción».

Después de que concluya la obra, «será más fácil acceder» y contará con un espacio de convivencia. De mayor dificultad e importancia ha sido la sustitución del colector, que en palabras de Saravia «estaba en pésimas condiciones. Había puntos donde vertía».

Ante las preguntas de los medios, el concejal hizo también balance después de un año de la demolición del Colegio San Juan de la Cruz, que puso en pie de guerra a los vecinos de La Rondilla. Actualmente el solar sigue vacío. «Lo recuerdo bien; siempre dijimos que la urgencia que tenían era por demoler, no por construir. Es algo evidente», dijo, para añadir que de momento «no hay un proyecto todavía, las cosas van a su ritmo pero no con la celeridad que parecía haber con la demolición. Se lo querían quitar de encima cuanto antes», aseveró.

Por último, el representante de Valladolid Toma la Palabra en el Ayuntamiento adelantó que la Calle Regalado, peatonalizada recientemente, «seguirá igual», y que no se contempla la eliminación de la calzada «de momento».

Fotos

Vídeos