Publirreportaje

Liposucción, las rebajas de las vacaciones

Imágenes de liposucción asistida por láser. /
Imágenes de liposucción asistida por láser.
El Dr. Eduardo Núñez Orduña, cirujano plástico del Instituto de Cirugía Estética del Hospital Campo Grande, habla sobre la liposucción, la segunda intervención más demandada entre los 18 y 44 años
EL NORTE

Que el contorno corporal se resiente tras los excesos cometidos durante las vacaciones es una realidad que motiva a muchos ciudadanos a iniciar todo tipo de dietas, a inscribirse en los gimnasios y, en ocasiones, a planificar soluciones más expeditivas como la cirugía. Año tras año, según los datos publicados, la liposucción es la segunda intervención de cirugía estética más frecuente a nivel nacional. El aumento de mamas y la liposucción son, por este orden, las dos intervenciones más demandadas entre los 18 y los 44 años. A partir de los 45, la blefaroplastia encabeza el ranking, seguida nuevamente por la liposucción, mientras que el lifting facial empieza a cobrar importancia a partir de los 60, franja de edad en la que la liposucción se sitúa en tercera posición, con más de un 14,4% de las intervenciones.

El Dr. Eduardo Núñez Orduña, cirujano plástico del Instituto de Cirugía Estética del Hospital Campo Grande, señala que la liposucción es una técnica cuyos riesgos y complicaciones son escasos, «siempre y cuando el paciente acuda a un centro hospitalario y se ponga en manos de un cirujano plástico correctamente acreditado».

–¿A quién va dirigida la liposucción y quién puede mostrar interés en hacérsela?

–Le interesa, principalmente, a aquellos pacientes que padecen cierto grado de sobrepeso o adiposidad localizada. En contraposición a lo que pudiera parecer, un paciente obeso no será un buen candidato para someterse a un procedimiento de liposucción. Lo primero que tiene que hacer una persona con una obesidad franca es ponerse en manos de un médico especialista en endocrinología para, posteriormente, consultar con un cirujano plástico si podría beneficiarse de algún procedimiento quirúrgico. De forma antagónica, también interesa a pacientes bien definidos, que se cuidan, pese a lo cual no consiguen eliminar ciertos depósitos grasos localizados. Estos demandan procedimientos de alta definición para que su silueta se ajuste a un canon de belleza.

Más ejemplos de liposucción asistida por láser
Más ejemplos de liposucción asistida por láser

–¿Cuáles son las zonas más frecuentes donde se demanda este tratamiento?

–La liposucción es una técnica quirúrgica del ámbito de la cirugía estética que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversas localizaciones corporales. La mujer tiene mayor tendencia a acumular grasa, tanto en los flancos, como en el abdomen, en los trocánteres (acúmulos también denominados 'cartucheras'), en la cara interna de los muslos, las rodillas y en los brazos..., y en cuanto a los hombres, se suelen concentrar más en la definición de su abdomen y en la extracción de grasa en la región pectoral.

–¿Qué técnicas emplean?

–A lo largo del siglo pasado se fue conformando con numerosas aportaciones, como la del francés Yves-Gerard Illouz o el estadounidense J. A. Klein, el marco teórico de lo que conocemos como 'técnica clásica tumescente', que consiste en la introducción de grandes volúmenes de suero con anestésicos locales y vasoconstrictores, con objeto de minimizar el sangrado. Una vez que tenemos la región a tratar correctamente infiltrada procedemos a la extracción de la grasa mediante incisiones ocultas mínimas y la aspiración con cánulas fenestradas romas que minimizan el trauma.Cuando la extensión a tratar y los volúmenes a extraer son importantes, es recomendable realizar el procedimiento bajo anestesia general o, cuando menos, sedación profunda. A lo largo de los últimos años, el catálogo de recursos técnicos se ha ido ampliando progresivamente. En la actualidad, no está claro cuál es la mejor opción ni que hayan mejorado dramáticamente los resultados de la técnica clásica, aunque todos aportan sus pequeñas ventajas. Los dispositivos de asistencia a la liposucción son variados: liposucción asistida con hidrodisección, LASER, ultrasonidos, VASER (Vibration Amplification of Sound Energy at Resonancy ), radiofrecuencia, vibroliposucción (PAL, Power-assisted Liposuction )... En el Instituto de Cirugía Estética (http://institutodecirugiaestetica.com/cirugia-estetica/liposuccion/) nos hemos decantado por adquirir un vibroliposuctor como asistente que minimiza la fatiga del cirujano, reduce el tiempo quirúrgico y el traumatismo sobre los tejidos, y un láser lipolítico que nos permite obtener una recuperación precoz con un sangrado mínimo y una retracción cutánea óptima tras la extracción de grasa.

Técnica avanzada de lipólisis láser con LASEmaR 1500.
Técnica avanzada de lipólisis láser con LASEmaR 1500.

–Los días siguientes a la intervención, ¿reposo absoluto?

–No, todo lo contrario, movilización inmediata. El paciente no deberá realizar esfuerzos y deberá proteger la zona lipoaspirada utilizando una prenda de presoterapia especial. Podrá volver a sus tareas habituales en un tiempo que dependerá de la extensión de la intervención realizada, entre uno y varios días.

–¿Existen riesgos y complicaciones?

–Los mayores riesgos se asocian con las imprudencias. La liposucción ha originado grandes disgustos cuando los pacientes han acudido a centros que invierten mucho en publicidad y poco en medios técnicos y profesionales con los que garantizar la salud de sus pacientes. De todos es conocido que se han producido hasta fallecimientos, que tienen su origen en que la liposucción es la técnica de cirugía plástica que más intrusismo profesional sufre en nuestro país. La incidencia de mortalidad global se estima en 2 por 100.000 por lo que recomiendo encarecidamente a los pacientes que acudan a un centro hospitalario y se pongan en manos de un cirujano plástico correctamente acreditado (http://cgcom.vuds-omc.es/) y que, por supuesto, siempre cuenten con la colaboración de un anestesista que velará por su seguridad y confort. Si esto se cumple, los riesgos son mínimos. No obstante, nadie está exento de complicaciones: infección, hematomas, deformidades o irregularidades del contorno y excepcionalmente, trombosis venosa o embolia grasa. Pero bajo la supervisión de los profesionales adecuados suelen ser solo contratiempos y muy rara vez complicaciones mayores.

–El resultado de una liposucción ¿es definitivo?

–Si el aporte calórico no se ajusta, el paciente hipertrofiará su tejido adiposo nuevamente, pero de forma proporcional, es decir, ahí donde acumulaba grasa de forma excesiva aumentará su volumen pero tras una liposucción de una forma equilibrada con el resto del tejido adiposo corporal.

–Dr. Núñez, hábleme de la microlipoescultura laser...

–Es un nuevo recurso técnico que nos abre un abanico de posibilidades terapéuticas para zonas muy concretas que presentan inesteticismos por acúmulos de grasa de escaso volumen.Típicamente la papada, las bolsas de los párpados inferiores, el tratamiento de un cuello con exceso de tejido adiposo, o una ptosis ( caída) de la región centrofacial hacia la mandíbula 'jowls'..., todos estos acúmulos grasos pueden ser abordados con la microlipoescultura láser, en régimen ambulatorio y sin incisiones. El mecanismo de actuación se fundamenta en la transmisión de la energía de un haz de laser vehiculado por una fibra microscópica que nos permite dañar selectivamente los acúmulos excesivos de adipocitos y retraer la piel así como los elementos de sostén tisulares profundos gracias al calor liberado en el proceso. 

Información:

Teléfonos: 983 135 555

Web:http://institutodecirugiaestetica.com/cirugia-estetica/liposuccion/

Facebook: www.facebook.com/institutodecirugiaestetica/?ref=aymt_homepage_panel

Mail: cirujano@institutodecirugiaestetica.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos