Limpian la pintada de la fachada de la Universidad de Valladolid

Un operarios procede a eliminar la pintada de la fachada. /A. G. E.
Un operarios procede a eliminar la pintada de la fachada. / A. G. E.

Los operarios borran el 'spray' con el que alguien marcó el edificio histórico el pasado cinco de diciembre

El Norte
EL NORTEValladolid

Los operarios limpian la pintada que alguien perpetró sobre la fachada histórica de la Universidad de Valladolid el pasado día 5 de diciembre. La UVA se ha visto obligada a realizar esta acción apenas dos años y medio después de concluir su restauración y todo, porque un anónimo decidió dejar su impronta en este lugar catalogado como Bien de Interés Cultural desde 1996 en la madrugada del 4 al 5 de diciembre para estupefacción de los viandantes.

Más noticias

Durante todo este tiempo la Universidad ha valorado la mejor manera de retirar la pintada para que no dañe la piedra, aunque según apuntaban desde la UVA a preguntas de este diario, la decisión no debía pasar por Patrimonio al no ser una intervención de gran trascendencia.

La pintada en la fachada de la Universidad.
La pintada en la fachada de la Universidad. / El Norte

La fachada se construyó entre los años 1716 y 1718 y es una obra relevante del barroco español. Una serie de desprendimientos obligó a realizar un proyecto de restauración que se finalizó en marzo de 2015 y que incluyó, precisamente, la eliminación de la llamada costra negra, líquenes y restos de humedades de la piedra caliza de Campaspero con la que está construida.

Otras pintadas en lugares históricos

Hace unas semanas se conoció la condena que un tribunal de Granada impuso a un joven por pintar en el Albaicín, que también tiene consideración de Bien de Interés Cultural. Tendrá que pagar 13.613 euros de multa, señalaba el diario ‘Ideal’, además de haber sido condenado a 21 meses de cárcel porque «guiado del ánimo de dañar, realizó grafitis y pintadas» en el patrimonio de la ciudad.

El acueducto de Segovia también ha sido 'victima' de este tipo de actos en varias ocasiones. La primera sucedió en 2014. La autora, una joven segoviana vio como su acto acabó elevándose a la categoría de delito. El segundo casi un año más tarde, en 2015.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos