La Junta subvenciona la rehabilitación de 548 viviendas en Valladolid

Los números 2 y 6 de la calle Esteban Daza, acogidos a la línea de ayudas, muestran ya el cambio de cara de los bloques del Cuatro de Marzo./R. G.
Los números 2 y 6 de la calle Esteban Daza, acogidos a la línea de ayudas, muestran ya el cambio de cara de los bloques del Cuatro de Marzo. / R. G.

Las familias reciben 2.521 euros de media para la remodelación de sus comunidades

J. Sanz
J. SANZValladolid

Más de medio millar de hogares vallisoletanos recibirán en los próximos días una inyección económica de 2.521 euros de media para sufragar hasta un tercio del coste de las obras de reforma integral o de mejora de la accesibilidad en sus comunidades, según recoge la resolución de la convocatoria autonómica de ayudas a la rehabilitación publicada ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Muchos de estos proyectos ya están en marcha o finiquitados.

Y en esto último precisamente radica el éxito del programa impulsado por la Consejería de Fomento, ya que los solicitantes de este programa, dirigido exclusivamente por ahora a comunidades de vecinos, permitió la solicitud de las ayudas aunque las obras estuvieran iniciadas. Así que el número de solicitantes se duplicó en relación al año anterior (pasó de 136 a 256), aunque fueron 36 finalmente los edificios seleccionados, con un total de 548 viviendas, en su mayoría de la capital, conforme a los criterios establecidos en «una convocatoria competitiva», es decir, en la que «se pretendía premiar las propuestas que mejoraran sustancialmente la calidad de vida de las comunidades de vecinos en cuanto a eficiencia energética, accesibilidad y calidad constructiva», según resume el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones.

Incentivar el sector

De manera que las 36 comunidades vallisoletanas seleccionadas, sobre un total de 110 en el conjunto de la comunidad, recibirán una inyección económica de 1.381.979 euros, lo que se traduce en una media de 38.388 euros por inmueble o de 2.521 por vivienda. La cantidad concreta que reciba cada beneficiario puede alcanzar un máximo de 8.800 euros o, en función del presupuesto, hasta el 35% del coste de las obras.

Las ayudas oscilan notablemente en función del fin de las mismas, ya que se han concedido para grandes proyectos de rehabilitación integral de edificios, con inyecciones económicas de más de setenta mil euros en bloques del Cuatro de Marzo, y para los más pequeños, como la instalación de rampas para discapacitados en un portal. Un bloque de la calle Palacio Valdés (Vadillos), por ejemplo, recibirá una ayuda de 1.815 euros; mientras que otro de la calle Caamaño (Delicias) alcanzará los 81.271.

«El objetivo de este programa era incentivar la rehabilitación para que este modelo constructivo, al margen del tradicional de obra nueva, ejerciera de tractor de un sector que tanto lo necesitaba y en el que está claramente en auge», añade el titular de Fomento, quien incide en que los criterios de selección perseguían «premiar los proyectos de mayor calidad siempre sobre la base de criterios de mejora de la eficiencia energética y de la accesibilidad para los residentes».

De 535 solicitudes a 823

El programa, en su conjunto, recibió 823 solicitudes, frente a las 535 del año anterior, y finalmente fueron 110 los proyectos seleccionados en ocho de las nueve provincias (todas menos Ávila) al cumplir con los requisitos exigidos para llevar a cabo reformas integrales o mejoras puntuales de eficiencia energética (calderas de biomasa, aislamiento de fachadas...) o accesibilidad (rampas, ascensores...). Los 2.705 hogares castellanos y leoneses elegidos, que se reparten entre los citados 110 inmuebles, recibirán una media de 2.690 euros, a razón de 66.155 euros por edificio.

Valladolid encabeza la lista de solicitudes, con 256 presentadas, si bien es Burgos (con 214) la que logró una mayor inversión (4,5 millones de euros para 48 bloques con 1.507 viviendas), al contar entre los proyectos seleccionados con uno impulsado por la empresa Buildingcenter, una filial de Caixabank, dotado con 2,1 millones, que irán destinados a la rehabilitación de 258 viviendas en régimen de alquiler –ya habitadas–, todas ellas integradas en una antigua promoción que en su día perteneció a la obra social de una caja de ahorros, pero que ha ido cambiado de manos hasta llegar a sus actual dueños. Estos presentaron un «completo proyecto de rehabilitación después de asumir la propiedad que cumplía con todos los requisitos (eficiencia energética, accesibilidad y obras de conservación) del que se beneficiarán las 258 familias», según resumieron fuentes de la Consejería de Fomento.

El arco de las ayudas por viviendas, siempre en el marco de proyectos para comunidades de vecinos enteras, se duplicaron en este ejercicio hasta alcanzar un máximo de 8.800 euros por hogar para reformas integrales de edificios, 3.200 para mejoras de accesibilidad y 1.600 para las de calidad y sostenibilidad.

Fotos

Vídeos