La plantilla de Made continúa en la duda mientras la Junta trabaja por su viabilidad

Los empleados de la empresa Made, cuyo futuro es aún incierto, durante el paro de una hora que realizaron a la puerta de la fábrica el pasado mes de febrero./Fran Jiménez
Los empleados de la empresa Made, cuyo futuro es aún incierto, durante el paro de una hora que realizaron a la puerta de la fábrica el pasado mes de febrero. / Fran Jiménez

Desde el Ayuntamiento de Medina aseguran que, quince días después de desestimarse el ERE extintivo, la sensación es de «incertidumbre, aunque con cierto optimismo»

EL NORTE Valladolid

Medina del Campo continúa a la espera de novedades en lo que se refiere al futuro de la fábrica de torres y herrajes Isowat Made, perteneciente al grupo Invertaresa. Hoy por hoy, quince días después de desestimarse el pasado 2 de marzo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo que habría dado con la totalidad de los trabajadores de la empresa en la calle, la fundición de la localidad vallisoletana parece continuar en la misma situación que entonces.

La plantilla, con los cerca de 100 empleados actualmente en activo, está en tensión y a la espera de los acontecimientos, que por ahora parecen apuntar a la necesidad de seguir por el mismo camino de búsqueda de inversores para librar a la empresa del cierre. Según Helder Ferrinho, secretario del comité de empresa de la fundición, que se ha reunido esta mañana para abordar el asunto, los trabajadores «no saben si esto sigue adelante o no sigue» y continúan en la duda sobre el futuro mientras la Junta de Castilla y León sigue trabajando por la viabilidad de la fábrica.

Ferrinho ha asegurado al término de la reunión, e instantes antes de celebrar la asamblea de trabajadores posterior, que «no tenemos nada nuevo, lo único que sabemos es que de momento todo está parado». No obstante, ha apuntado que «la Junta de Castilla y León está ayudando mucho a buscar financiación». La institución parece ser, además, una de las fuentes de información de los trabajadores en estos momentos. «Todo lo que sabemos lo sabemos por la Junta. De la empresa no tenemos respuesta».

De esta forma, todo parece prolongarse en el tiempo. «El clima dentro de la plantilla es difícil, se vive con incertidumbre», ha ratificado Ferrinho sobre la forma en que los trabajadores están conduciendo la situación. Desde el Ayuntamiento de Medina del Campo aseguran estar en «contacto directo» con los empleados. La alcaldesa Teresa López asegura que «pedimos que se nos incluyese en la Fundación Anclaje para hacer un seguimiento directo y ayudar a los trabajadores en lo posible y necesario, sobre todo en materia de ayudas por las nóminas no cobradas».

El Consistorio, además, coincide con el comité en el importante papel que está jugando la Junta. «Por ahora –indicó–la Junta de Castilla y León está trabajando; me consta que la consejera Pilar del Olmo, y también el director, están trabajando mucho para que la empresa tenga viabilidad». Para López, la situación continúa envuelta en un halo de duda. «Tenemos incertidumbre, a pesar de que somos ligeramente más optimistas que antes». La sensación que destila el Ayuntamiento bebe de la desestimación del ERE a principios de este mes y su sustitución por un hipotético concurso de acreedores del que todavía no hay noticias.

López, en líneas generales, se muestra más confiada que hace una quincena aunque con cautela. «Hay empresas interesadas, pero no hay nada en firme por ahora. De haberlo, la empresa lo habría comunicado, pero no se sabe», ha apuntado. Desde la Junta, cuya consejera de Economía Pilar del Olmo ya manifestó a principios de mes su intención de luchar para que la fundición siga en Medina, aseguran que siguen y seguirán trabajando para tratar de garantizar el futuro de la fábrica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos