Juicio contra una madre y dos hijas por falsificar cheques y extraer 29.000 euros de la cuenta de un familiar muerto

Audiencia de Valladolid./El Norte
Audiencia de Valladolid. / El Norte

La vista oral se celebra este martes, 15 de mayo, en la Audiencia de Valladolid

El Norte
EL NORTEValladolid

Fiscalía de Valladolid solicita condenas de tres años de prisión para una mujer y sus dos hijas por falsificar, presuntamente, tres cheques con los que en 2009 obtuvieron más de 29.000 euros de la cuenta de un familiar que ya había fallecido.

El juicio por estos hechos se celebrará este martes, 15 de mayo, en la Audiencia de Valladolid, donde la S.P.M, de 50 años, y sus dos hijas, E. e I, de 22 y 21, respectivamente, deberán responder de un delito continuado de falsedad en documento mercantil, en concurso medial con un delito continuado de estafa, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Las acusadas, amén de las citadas penas de tres años de prisión, se exponen al pago de multas por 4.320 euros y a la obligación de indemnizar con 29.337 euros a los herederos del titular de la cuenta de la que extrajeron ese dinero.

El juicio tiene como punto de partida la muerte, el 30 de agosto de 2009, de J.E.M, cuya esposa ya había fallecido con anterioridad, sin que dejaran hijos ni hermanos.

Ambos eran tíos de S.P.M, madre de las otras dos acusadas, de forma que la primera de ellas, tras tener acceso a dos talonarios del finado, se concertó con sus hijas para extraer dinero de sus cuentas bancarias en beneficio propio, siempre según la versión de la acusación pública.

Así, cumplimentaron tres cheques al portador en los que consignaron fechas anteriores al fallecimiento de su familiar y en los que una de las acusadas o un tercera persona no identificada pero por encargo de las mismas hizo una imitación de la firma que aparecía en el DNI del fallecido.

De este modo, el día 5 de noviembre presentaron sendos cheques por importe de 82.00 y 9.400 euros en las sucursales del Banco Popular y Caja Madrid en Medina del Campo, respectivamente, y obtuvieron dichas cantidades, mientras que el 23 de noviembre de ese mismo año hicieron lo propio, nuevamente en la segunda de las dos entidades bancarias citadas, con un tercero por 11.737 euros.

Las acusadas no habían sido declaradas herederas del titular de ese dinero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos