La jueza mantiene el secreto de sumario en la investigación del crimen de la pequeña Sara

La médico de Urgencias del Campo Grande que asistió a la víctima junto a un pedriatra. J. S.

Los médicos que atendieron a la víctima, sus profesoras y una prima de la pequeña han declarado en el juzgado

J. S.Valladolid

La titular del Juzgado de Instrucción número 6, que investiga el crimen de la pequeña Sara, la niña de 4 años que murió el 3 de agosto víctima de malos tratos y abusos sexuales, mantiene por ahora bajo secreto de sumario las actuaciones llevadas a cabo durante las pesquisas judiciales y policiales. Hoy, ante ella, y en presencia por vez primera de la abogada que ejerce la acusación en nombre del padre de la pequeña -presente también en los juzgados-, han prestado declaración dos médicos del Hospital Campo Grande, que atendieron a la niña días antes de su muerte y que observaron ya entonces indicios de que sufría malos tratos; dos profesoras del centro escolar en el que estudiaba, y una prima de Sara.

«Estamos a la espera del levantamiento del secreto de sumario para tener acceso al mismo y decidir si hay que pedir nuevas diligencias», ha explicado escuetamente la abogado que ejerce la acusación, Isabel Palomino, de la Asociación de Asistencia a Víctimas de Malos Tratos y Agresiones Sexuales (Adavasymt), que representa al padre y que también ha pedido personarse en la causa en nombre de los tíos de la pequeña. Una cuestión, está última, que aún está pendiente de resolver; al igual que la personación, en su caso como acusación popular, de la asociación Clara Campoamor, a la que piden una fianza de dos mil euros para ellos -este punto está recurrido ante la Audiencia Provincial-.

En cuanto a las declaraciones llevadas a cabo hoy, lo poco que ha trascendido al estar las diligencias bajo secreto sumario, es que los médicos del hospital privado han confirmado que el 11 de julio atendieron a la pequeña y que observaron indicios de malos tratos, por lo que pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Nacional. Y poco más, a la espera de que la jueza decida mañana si mantiene o levanta el secreto de las actuaciones. «No podemos decir nada por orden de la jueza», reiteró la médico del Campo Grande, y forense en excedencia, quien exploró aquel día a la niña.

La madre de Sara y su actual novio permanecen desde el día de autos en la prisión provincial por estos hechos.

Fotos

Vídeos