El joven apuñalado el sábado en Valladolid es futbolista de un club manchego

El joven apuñalado el sábado en Valladolid es futbolista de un club manchego

El presunto agresor perdió la navaja en su huida tras enfrentarse al portero de un bar que le impidió la entrada

J. SANZValladolid

Los hechos tuvieron lugar a partir de las tres de la madrugada de ayer con la plaza de Los Arces como escenario principal de una riña tumultuaria en la que salió a relucir, al menos, un arma blanca, y en la que dos jóvenes de 22 años resultaron heridos, uno de ellos grave, al recibir un navajazo en el costado izquierdo. La posterior intervención policial se produjo en hasta cuatro puntos diferentes, en los que fueron detenidos los dos presuntos agresores, dos hermanos de 25 y 27 años, y localizados los heridos, que acudieron en un taxi al Clínico. El más grave permanece ingresado allí en la UVI, aunque su pronóstico es «favorable».

Un amigo de los lesionados fue el que avisó a una patrulla que pasaba por la plaza de San Miguel de lo que acababa de ocurrir. Así que los agentes acudieron al escenario de la pelea a tiempo de toparse con uno de los sospechosos, que les recibió a empujones, pero que pudo ser reducido y detenido. Ni los heridos, uno de ellos por arma blanca, ni el otro sospechoso estaban ya en la plaza.

El presunto agresor reaparecería pocos minutos después en un bar de la cercana calle León, que une las plazas de San Miguel y San Pablo, donde intentó entrar al local aún con la navaja y la ropa ensangrentada. El portero se lo impidió, claro, pero no consiguió retenerle. Así que el segundo sospechoso logró huir, aunque perdió el arma sobre la acera, donde fue recuperado por los agentes. Estos últimos le encontrarían minutos después caminando por la calle Cardenal Torquemada, ya en La Rondilla, donde también consiguieron detenerle. Él y el primer arrestado son dos hermanos de 27 y 25 años, cuyas identidades responden a las iniciales Y. M. D. y J. H. M. D., que están acusado, en principio, de un delito de lesiones.

Cortes y magulladuras

Que el delito suba de categoría dependerá de la evolución del herido que recibió una puñalada, quien fue localizado en paralelo a las detenciones por los agentes de otra patrulla que estaba a las puertas del Clínico. Los agentes vieron cómo dos jóvenes se bajaban de un taxi, uno intentando taponarse una herida en el costado izquierdo –recibió un navajazo– y el otro con cortes en los labios y el rostro magullado. El más grave, W. S. O., de 22 años y jugador de fútbol en un equipo manchego de tercera división, se encontraba estable dentro de la gravedad. El otro lesionado, C. A. G. L., también de 22 años, sufrió lesiones de carácter leve.

En la intervención policial participaron agentes locales y nacionales.

Fotos

Vídeos