Íscar, destino europeo de intercambios juveniles

Participantes en un intercambio juvenil europeo anterior, 'Humans over Boarders'/Cruz Catalina
Participantes en un intercambio juvenil europeo anterior, 'Humans over Boarders' / Cruz Catalina

Dieciséis jóvenes de ocho países aprenden estos días sobre el uso de las redes sociales con fines educativos y formativos

C. CATALINA

De una forma progresiva, desde hace un año, la villa carpintera se ha convertido en un destino al alza en el marco de los distintos intercambios juveniles europeos que se promueven y desarrollan en Valladolid y Castilla y León. Esto se debe, en cierto modo, a su residencia deportiva y juvenil, de titularidad pública y gestión privada.

Durante estos días, pese a la coincidencia con las Fiestas Populares de agosto, Íscar es nuevamente lugar de destino de un proyecto de movilidad juvenil europea, que está promovido por la asociación vallisoletena We Live. Se trata de un programa financiado por Erasmus+, en el que participan 16 jóvenes de ambos sexos de ocho países: Eslovaquia, Grecia, Holanda, Italia, Letonia, Portugal, Rumanía y España. Durante su estancia en Íscar están tratando de adquirir conocimientos y estrategias para usar las redes sociales con una finalidad educativa, así como aumentar la motivación y el interés de los más jóvenes por determinados procesos de formación.

Hace dos semanas, el proyecto ‘Humans over Boarders’, reunió a 46 jóvenes de Serbia, Portugal, Francia, Italia y Turquía. Se abordó la problemática y preocupación social actual surgida tras los ataques terroristas sufridos en Europa, que han derivado en conductas xenófobas.

Tiempo atrás, poco más de un mes, fueron 39 estudiantes procedentes de Irlanda, Ucrania, Italia, Holanda, Grecia y España quienes protagonizaron uno de esos proyectos de movilidad juvenil europea, bajo la denominación ‘Pink + Blue = Rainbow’ . El programa estaba centrado en el debate a favor del equilibrio de género y la identidad sexual de cada persona, estuvo promovido por la Asociación Deses-3 y financiado a través de Erasmus+.

We Live, cuyo responsable es Manuel Carabias, lleva trabajando varios años en favor del desarrollo y bienestar social para jóvenes, a través de una combinación de acciones rutinarias y eventos internacionales de carácter puntual. «Siempre para ofrecer a la persona la oportunidad de desarrollo, crecimiento y aumento de sus experiencias de vida a través de la movilidad europea e interculturalidad».

El tema principal del proyecto son las redes sociales de uso más común como Facebook, Twitter, Google+ o los blogs, pero desde una perspectiva educativa. «Somos conscientes de que, en Europa, la gran mayoría de jóvenes dispone de un dispositivo digital, ya sea ordenador o móvil. Pertenecen a las redes sociales de uso más común».

48,6% todos los días

El uso que se da a tales plataformas, según el Observatorio Nacional, es que el 48,6% de las cuentas individuales de redes sociales de perfil personal tienen actividad todos los días; el 52,2% se conectan una hora o más cada jornada; el 89,2% usan las redes para comunicarse con los amigos; y el 49,8% intercambian fotografías.

Durante el proyecto se están realizando dinámicas de participación activa, que están centradas en aspectos como el empleo de las redes de uso más común como recurso educativo, para ocio y tiempo libre o para intercambiar experiencias sobre su uso en cada país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos