El ‘grafitero de la mano’ se lleva a casa una nueva sanción

La ‘üeya’, junto a su firma, en una caja de registro./El Norte
La ‘üeya’, junto a su firma, en una caja de registro. / El Norte

Fue sorprendido cuando volvía a hacer de las suyas en la calle Estación

J. S.Valladolid

El grafitero más prolífico de la capital, autor de los centenares de manos que decoran literalmente los muros de media ciudad desde hace más de dos años, ha vuelto a la actividad y, de nuevo, ha sido sorprendido por los agentes de la Policía Municipal cuando estampaba su tradicional ‘üeya’, la rúbrica que acompaña a sus creaciones, en una caja de registro de un bloque de viviendas de la calle Estación. Allí fue cazado otra vez a las 21:50 horas del pasado jueves, al igual que ocurriera el 29 de enero de 2016, armado con cuatro aerosoles cuando daba los últimos retoques a su vistosa mano en tonos naranjas, azules y negros junto a su firma.

Más información

El ‘grafitero de la mano’, que ahora cuenta con 25 años, fue trasladado a la Comisaría para ser identificado y se llevó a casa una nueva sanción por una infracción grave recogida en la ordenanza antivandalismo, que le supondrá el pago de una sanción de entre 750 y 1.500 euros.

Lo habitual, dado el lienzo, es que abone la cantidad inferior de la multa, al contrario que ocurriera hace menos de dos años, cuando fue sorprendido dibujando su ‘üeya’ en una caja de registro –al igual que el jueves– y en los muros catalogados de la Academia de Caballería. Por aquella ‘manita’ fue sancionado al pago de la cuantía máxima de 1.500 euros.

El volumen de ‘üeyas’ disminuyó notablemente a raíz de aquella denuncia. Diez meses después sería detenido, en su caso, otro prolífico grafitero, autor de cuatrocientos ‘ojos del diablo’ y ‘avioncitos de papel’, por causar doce mil euros en daños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos