31,3 grados, la máxima de octubre desde el siglo XIX

El termómetro marcaba 32 grados en el Paseo de Zorrilla./H. S.
El termómetro marcaba 32 grados en el Paseo de Zorrilla. / H. S.

El pico de ayer puso fin a una atípica ola de calor de nueve días y dará paso desde hoy a un descenso de las temperaturas

J. S.Valladolid

Ya no hay duda. El día de ayer fue el más caluroso de la historia en un mes de octubre después de que el mercurio se disparará a media tarde hasta los 31,3 grados. Esta marca supera en medio grado el récord histórico registrado en la capital y hay que remontarse al siglo XIX, nada menos, para encontrar una jornada de octubre, y fue en 1867, con el termómetro alcanzando los 30,8 grados. Este registro se repitió en 1930 y nunca, hasta ayer, volvió a superarse esta marca.

La más que inusual temperatura máxima, que se alcanzó a las 14:40 horas de ayer, puso fin a una atípica ola de calor de nueve días, en los que el mercurio ha superado sin solución de continuidad los 25 grados, situándose por encima de los 28 durante siete días, en dos de los cuales superó los 30 (el miércoles y ayer). La proximidad, solo eso, de un frente a la península, que traerá vientos del noroeste, causará una bajada de las temperaturas a partir de hoy mismo, si bien es cierto que las máximas casi estables de entre 24 y 25 grados previstas para los próximos días aún son superiores a las habituales para un mes de octubre, según aclaran desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Habrá que esperar una semana, hasta el viernes, día 13, para que las nubes comiencen a asomar por el horizonte y quizás, solo quizás, se registren las primeras lluvias de los últimos dos meses después de un mes de septiembre en el que solo se recogieron 0,2 litros por metro cuadrado.

Pero esa es solo una posibilidad. Lo único cierto es que el mercurio se disparó ayer hasta alcanzar esos inéditos 31,3 grados en la capital y que en los próximos días continuará el calor con máximas, eso sí, mucho más suaves y mínimas fresquitas. Estas últimas oscilarán en torno a los siete grados. Y el cielo, despejado.

La capital acumula a día de hoy un déficit de 133 litros (la mitad de lo habitual) desde comienzos de año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos