Una tubería revienta dos veces en un día y deja sin agua a once bloques de Huerta del Rey

Fuga de agua en la calle Arado en Huerta del Rey. /Aguavall
Fuga de agua en la calle Arado en Huerta del Rey. / Aguavall

Los operarios de Aquavall consiguieron reanudar el suministro a las 15:00 horas, pero tres más tarde se volvió a romper

El Norte
EL NORTEValladolid

Una tubería de fibrocemento de 155 milímetros de diámetro no dio ayer tregua a los operarios de guardia de Aquavall, la entidad pública empresarial local, que desde primera hora de la mañana y hasta última de la tarde trabajaron en su reparación con doble tarea en tres calles afectadas del barrio de Huerta del Rey. Aunque todo apuntaba que al mediodía, sobre las 15:00 horas la avería había sido reparada y se procedía a reanudar el suministro, tres horas más tarde, la misma tubería sufría una nueva rotura que obligó de nuevo a cortar el servicio de abastecimiento a los vecinos de once bloques afectados de tres calles del citado barrio vallisoletano.

En concreto, desde primera hora de la mañana sufrieron así el corte del suministro de agua los números 13 y 14 de la calle Rastrojo, los bloques 4 y 6 de la calle Barbecho y siete más de la calle Arado (números 2, 4, 6, 8, 10, 1 y 3). El reventón de la tubería anegó en un primer momento parte de las calles afectadas, así como tramos de jardines, hasta que los operarios de Aquavall pudieron cortar el suministro en esas vías. La Policía Municipal advirtió a través de sus redes sociales de la necesidad de conducir con precaución en esos tramos hasta que los operarios de Aquavall terminaran las labores de sustitución de la tubería afectada.

El reventón registrado se suma a los dos ocurridos la semana pasada en las calles Maldonado y Guardería. En la primera, la rotura de una tubería de 22 milímetros de fibrocemento afectó también a once bloques de la calle Maldonado, al borde del cruce con la calle Merced. En el segundo caso, cinco bloques de viviendas de la calle GTuardería se vieron afectados por una fuga de agua en una tubería que también tuvieron que sustituir.

Para renovar la obsoleta y deteriorada red de fibrocemento que transporta el agua potable en buena parte de Valladolid, Aquavall tiene planificado empezar este año el cambio de un tercio de los 622 kilómetros de tuberías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos