El frente frío dejará heladas de dieciséis horas consecutivas los próximos días

La dársena del Canal de Castilla, congelada en Rioseco./M. M.
La dársena del Canal de Castilla, congelada en Rioseco. / M. M.

El mercurio continuará anclado entre -5 y 5 grados y solo se esperan nevadas débiles el viernes y el lunes

J. S.Valladolid

La conjunción de una borrasca en el Mediterráneo y de un «potente anticiclón» en el Atlántico está detrás de la situación meteorológica que desde el pasado fin de semana mantiene los termómetros anclados entre -5 y 5 grados con una sensación térmica muy inferior debido a la entrada continua de aire frío del norte. Y así, prácticamente invariable, continuará el panorama para los próximos días con dos excepciones, el viernes y el lunes, cuando se esperan precipitaciones débiles, puntualmente en forma de nieve, sobre todo en las comarcas del sur y este de la provincia.

«Lo más significativo de este episodio va a ser su duración y, sobre todo, la generalización de las heladas, localmente fuertes, que en los próximos días pueden prolongarse durante dieciséis horas consecutivas sin descanso», apunta el jefe de Predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Jesús Gordaliza, quien concreta que «comenzará helar a partir de las siete de la tarde y continuará haciéndolo hasta las once de la mañana con mínimas que rondarán los -5 grados en la capital y que serán aún más bajas en la comarca de Pinares y en el entorno de la cuenca del Duero». Las máximas, en paralelo, se mantendrán en torno a los 5 grados gracias al predominio de los cielos nubosos.

El mercurio ya se desplomó el martes hasta los -7,4 grados en Medina de Rioseco (a las 9:00 horas), formando los característicos carámbanos del acueducto del Canal de Castilla sobre el río Sequillo o la estampa congelada de la dársena–en la fotografía–. Fue la mínima más baja registrada en una provincia en la que todo apunta a que el mercurio caerá aún más.

«Es una situación más o menos estable, que romperán dos frentes que atravesarán la península el viernes y el lunes, pero que no dejarán grandes precipitaciones», aclara el meteorólogo antes de apuntar que la situación se mantendrá invariable hasta mediados de la semana que viene. «La tendencia apunta a que las temperaturas subirán y pueden llegar las lluvias durante la segunda quincena de este mes», vaticina.

En lo que va de febrero tan solo se han recogido 0,4 litros por metro cuadrado, una cantidad irrisoria en un mes, aunque no especialmente lluvioso, en el que la media es de 27.

La ausencia de precipitaciones, salvo por alguna nevada puntual en los últimos días al sur y este de la provincia, está evitando problemas mayores en las carreteras, aunque el dispositivo preventivo continúa activado con el reparto de sal –25 toneladas diarias esparcen a diario los operarios de la Diputación solo en las vías provinciales– en la red viaria.

La DGT, no obstante, reitera sus llamadas a la precaución ante la posible formación de placas de hielo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos