Firmas del comercio contra el cierre del centro

Comerciantes del entorno del Mercado del Val muestran las firmas recogidas. /H. SASTRE
Comerciantes del entorno del Mercado del Val muestran las firmas recogidas. / H. SASTRE

Rechazan la posible clausura del casco histórico los fines de semana y piden medidas «menos agresivas» para luchar contra la polución

J. ASUA VALLADOLID

Temen que las clausuras irán a más y que el objetivo último será la peatonalización total del casco histórico, al menos los fines de semana (el concejal Vélez no lo descartó para los domingos). Un grupo de comerciantes del centro, concretamente de las calles del entorno del Mercado del Val, ha iniciado una recogida de firmas para solicitar al equipo de gobierno la «inmediata paralización» de cualquier medida que suponga restringir el acceso de los vehículos al cogollo de la ciudad.

El escrito, que ya circula de tienda en tienda y que se acompaña con una pegatinas en las que aparece una señal de prohibido con el lema ‘No a Valladolid cerrado por el Ayuntamiento’, llama la atención sobre la situación por la que atraviesa el sector, «seriamente dañado por las grandes superficies, que han captado un elevado porcentaje de consumidores por las posibilidades de acceso mediante el transporte rodado».

El Consistorio, abierto a tratar las medidas con el sector

El Ayuntamiento tiene previsto mantener una reunión con las asociaciones de comercio la próxima semana para abordar este tema. En el equipo de gobierno son conscientes de que la medida es impopular, especialmente para ellos, pero insisten en que lo primero es la salud de la población. Recuerdan que el plan de acción contra la contaminación no recibió ninguna alegación del sector. No obstante, se muestran dispuestos a estudiar alternativas. El propio Puente, a través de Facebook, ha defendido que su gobierno no es hostil con el comercio del centro. Todo lo contrario. Argumenta que ha sido su ejecutivo el que ha puesto coto a la salida de sedes administrativas yel que ha alegado contra el aumento de festivos con apertura comercial.

Paloma Ramos, portavoz de esta plataforma, subraya que el centro es un «área prioritaria» para la ciudad y que los negocios que en él se asientan «le da vida». Respecto al los tres días en los que se ha restringido totalmente el acceso al casco histórico por los elevados niveles de contaminación, reclaman que se estudie «la implantación de otras medidas que sean menos agresivas» para la economía del pequeño y mediano comercio y para los hosteleros, de manera que se puedan compaginar sus intereses, «esenciales para la sostenibilidad de la ciudad», con la protección del medio ambiente.

Ramos cifró las pérdidas del pasado sábado en el 30% en algunos negocios de su entorno y apuntó que el sábado los clientes se dirigieron a centros comerciales como Rio Shopping ante la imposibilidad de entrar en la ciudad. «Aunque era puente, hizo muy bueno y el centro se hubiera llenado», apunta la promotora.

Fotos

Vídeos