Puerta Grande para Manzanares y Lea Vicens en los rejones de Valladolid

Lea Vicens y Manuel Manzanares salen en hombros tras la actuación de esta tarde.
Lea Vicens y Manuel Manzanares salen en hombros tras la actuación de esta tarde. / Ramón Gómez

Pablo Hermoso de Mendoza, que falló con el rejón de muerte, ha logrado una oreja en el cierre de la feria de San Lorenzo

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

Alrededor de media plaza ha registrado el coso del Paseo de Zorrilla de Valladolid en el cierre de la Feria Taurina de Nuestra Señora de San Lorenzo, que ha recuperado este año el formato de la corrida de rejones para poner el broche. Se han lidiado toros de Fermín Bohorquez, nobles y manejables en general, que han contribuido al éxito de Manuel Manzanares y Lea Vicens, ambos en hombros tras cortar sendas orejas a cada uno de su lote.

Pablo Hermoso de Mendoza, que ha rubricado una discreta actuación, falló en reitaradas ocasiones con el rejón de muerte al que abría plaza tras una faena de más a menos que no llegó a conectar con los tendidos. Con el cuarto, el rejoneador navarro ha conseguido una oreja ante un astado con brío y fijeza y al que dejó dos buenas banderillas a dos manos. El rejón fulminó al toro de Bohorquez y cayó la oreja.

Manuel Manzanares ha rubricado lo más destacado de la tarde con el quinto, ante el que dejó muestra del temple y mando y emocionó a los tendidos con el toreo milimétrico a lomos de su variada cuadra. Tuvo que descabellar pero la actuación, culminada con un rejón caído, le valió una oreja. Con el segundo había cortado otro apéndice con una actuación de altibajos en banderillas.

Lea Vicens exhibió en Valladolid el progreso en su toreo, con sendas faenas en las que conectó con el público pero en las que dejó al descubierto varias pasadas en falso y el fallo en banderillas con el que cerraba la corrida. Su tesón y empeño le valieron sendas orejas.

Fotos

Vídeos