Ponce y Manolo Sánchez en hombros tras cortar seis orejas en Valladolid

Enrique Ponce y Manolo Sánchez salen en hombros esta tarde en Valladolid./Ramón Gómez
Enrique Ponce y Manolo Sánchez salen en hombros esta tarde en Valladolid. / Ramón Gómez

El vallisoletano, que reaparecía con motivo de sus 25 años de alternativa, desorejó al último y escuchó los tres avisos con su segundo

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

Tarde triunfal la última corrida de a pie del ciclo ferial de Nuestra Señora de San Lorenzo, donde los dos espadas anunciados, Enrique Ponce y Manolo Sánchez, han abandonado la plaza de toros en hombros.

Un total de seis orejas han cortado los dos matadores, cuatro el de Chiva, y dos el vallisoletano, que reaparecía esta tarde con motivo de su 25 aniversario de alternativa.

Enrique Ponce ha cuajado tres faenas distintas, sólida la última al quinto toro de Miranda y Moreno, de gran calidad el astado y al que ha cuajado una gran actuación, con dos cambios de mano excelsos.

El vallisoletano, que ha sentido durante toda la tarde el calor del público, escuchó los tres avisos en el segundo de su lote, tras realizar una importante faena al animal, complicado y brosco en la embestida, y al que dejó una estocada en la suerte de matar. Si bien, el astado tardó en doblar y el matador no logró acertar con el descabello antes de que pasara el tiempo reglamentario. Fue justo después de que el presidente devolviera el toro a los corrales cuando el astado dobló, por lo que finalmente murió en el ruedo.

La afición vallisoletana ha brindado no obstante una ovación al matador, que ha salido al ruedo y ha hecho un gesto con las manos para pedir perdón.

Con el último se ha podido quitar la espina con una notable faena de más a menos, con dos tandas de muletazos que calaron en el tendido. Aunque mató a la segunda, ha cortado las dos orejas.

Fotos

Vídeos