El Norte de Castilla

Fiestas de Valladolid

fotogalería

La infanta Elena (i) saluda a la viuda de Víctor Barrio, Raquel Sanz (d) a su llegada a la plaza de toros de Valladolid. / Nacho Gallego - EFE

Ocho orejas y rabo para Víctor Barrio

  • Talavante corta dos orejas y rabo; El Juli y Morante dos orejas; una Padilla y José Tomás y Manzanares se queda sin trofeos por culpa de un mal toro en el festejo en homenaje al torero segoviano

Lleno en la Plaza de Toros de Valladolid para rendir homenaje a Víctor Barrio a pesar del intenso bochorno que asolaba la ciudad este domingo festivo. El cartel más deseado por los aficionados llegaba a Valladolid en la primera de abono de la Virgen de San Lorenzo.

galerías de fotos

  • Apoteosis torera por Víctor Barrio (1/2)

  • Apoteosis torera por Víctor Barrio (2/2)

  • LLeno hasta la bandera en la corrida homenaje a Víctor Barrio

  • Corrida en homenaje a Víctor Barrio

  • Salida del Hotel de José Tomás

  • Ambiente de la corrida en homenaje a Víctor Barrio

Padilla fue el primero en saltar al albero con 'Organillo', un morlaco de 491 kilos. El torero bebió de la bota, brindó el toro a la viuda y emocionó a la madre del homenajeado. También puso banderillas. El diestro recibió la oreja entre gritos de "torero, torero".

El más deseado, José Tomás, se marchó con una oreja del coso vallisoletano en la primera de las dos citas del de Galapagar con la Virgen de San Lorenzo. Silencio para disfrutar de la lidia del de Núñez de Cubillo. También hubo brindis a Raquel Sanz. Faena estática y arrimada como suele ser habitual en él y cambios de mano. Finalmente oreja tras matar con el descabello.

Morante se las tuvo que ver con un toro de Zalduendo que comenzó con verónicas bien rematadas a pesar de que al animal le faltaba fijeza. El diestro brindó a la ciudad de Valladolid y cuajó una faena que entusiasmó a la Plaza, que le premió con dos orejas. Se despidió entre la ovación del público a la que se sumaron la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, y el alcalde de León, Antonio Silván. Antes de abandonar la arena, Morante saludó a la infanta y a la familia de Víctor Barrio.

El toro de Domingo Hernández para El Juli que brindó a Víctor Barrio y agradó a la afición despertando algunas voces que pedían el indulto. Logró enganchar buenas tandas de naturales y derechazos cuajando una buena faena. Mató de una estocada y ganó una oreja. El toro, la vuelta al ruedo.

Manzanares lidió un toro de Victorino del Río con poca suerte. El público ovacinó la buena voluntad del torero que ta solo consiguió una buena tanda de muletazos y se quedó sin trofeos.

El de Núñez del Cuvillo para Talavante. El diestro lo recibió con una tanda de suaves verónicas. Toreó de rodillas ante el aplauso del respetable al que brindó el toro. Su lidia incluyó un varetazo a un miembro de su cuadrilla que, aunque fue trasladado a la enfermería, no tuvo mayores consecuencias. Cuajó una buena faena plena de valentía que el público supo valorar. La estocada, alta y a la primera le valió las dos orejas y el rabo.