Jonathan Reghif: «Michael Jackson rompió muchas barreras raciales en televisión»

Escena del espectáculo 'Michael Reloaded'. /
Escena del espectáculo 'Michael Reloaded'.

El imitador encabeza el tributo al rey del pop que hace bailar al Teatro Cervantes los días 4 y 5

Clara Rodríguez Miguélez
CLARA RODRÍGUEZ MIGUÉLEZ Valladolid

Jonathan Reghif (Palencia, 1986) se enfunda, tanto ayer día 4 como hoy 5, en una piel conocida por muchos: la del rey del pop. Michael Jackson y sus pasos de baile reviven en las coreografías que se marca en el tributo 'Michael Reloaded' este palentino afincado en Madrid, que acumula una experiencia que en el mundo del espectáculo se resume en “un poco de todo” y se detalla en ocupaciones como equilibrista, actor, acróbata, doble de cine y hasta DJ.

¿Cómo nació y cómo era esa fascinación infantil por Michael Jackson?

– Mi hermana es catorce años mayor que yo y pilló la época de 'Bad' y de 'Dangerous' en la que tenían mucho éxito sus discos, así que yo con dos años vi por primera vez 'Thriller'. Luego empecé a escuchar la canción de 'Billie Jean', que fue realmente la que me enganchó: ahí comencé a ver los vídeos a cámara lenta para ver mejor los movimientos de los pies y en definitiva empecé a intentar imitarle. Creció cada vez más la pasión por él y me convertí en seguidor suyo.

¿Cómo evolucionó usted como fan?

– Como empecé tan chiquitito era como un juego: mi hermana, la radio, bailes con mi abuela... no era tampoco nada serio. Con siete años sí que se convirtió en un intentar imitarle de verdad, de una manera más profesional, coger sus pasos, sí, pero también escuchar diálogos y querer recrear su forma de hablar con mi 'inglés de niños'. A medida que crecí y comencé a entender lo que decía, me fui identificando más con él y acabé más enganchado.

Es usted equilibrista, ¿cómo vio la luz la idea de un tributo de estas características?

– Uno de los productores musicales que tengo, que me conoce desde las actuaciones y acrobacias de pequeño y sabe que soy muy fan, vio una presentación de Michael que tenía y me lo propuso el año pasado. Curiosamente mi primera respuesta fue un 'no' rotundo y directo, no quería ni negociar, pero luego me fue convenciendo y al final me atreví. Hubo un casting, en el que tengo que decir que hubo gente de mucho nivel, y me eligieron porque consideraron que transmitía bien lo que Michael Jackson transmitió. A raíz de ahí creamos el tributo, el proyecto un poco en serio tomó forma en torno a febrero del año pasado.

¿Qué implica a nivel personal el trabajo de imitador?

– Tiene sus pros y sus contras, pero creo que en general es muy satisfactorio. Los fans están respondiendo muy bien al tributo y la satisfacción es sin duda llevar a este gran artista a un público infantil y adolescente que no le conoció tanto o directamente no le conocía. Les ves llegar disfrazados con el gorro, los guantes, las gafas, las camisetas... y luego hay personas que a menudo me escriben para agradecerme que haya creado a un fan nuevo de Michael Jackson, ya que por la edad se perdió evidentemente el directo. Los imitadores tenemos ese objetivo común de llevar al artista a los nuevos seguidores, hacer que éste reviva de nuevo.

¿Qué hilo conductor unifica el espectáculo? ¿Existe algún tipo de orden prefijado?

– El show lo he creado inspirándome en la gira de 'Dangerous', que es una de las más famosas. Aunque pueda ser un poquito diferente intentamos que el tributo sea muy fiel a lo que hacía Michael en un concierto, a la esencia de su espectáculo, para que la gente vaya con esa mentalidad de gritar, saltar y bailar. Y luego hay alguna sorpresa y algún número visual de artes escénicas.

¿Habrá moonwalk y otros pasos característicos?

– Sí, claro, tanto en los vídeos que llevamos en la pantalla de apoyo tanto como sobre el escenario. Los pasos y coreografías son también lo más fiel posible a Michael Jackson, porque los fans sino enseguida- y me incluyo yo- nos echaríamos encima del imitador. Cualquier paso estará presente, desde el slide y el del moonwalker, hasta la típica inclinación de Smooth Criminal, y también homenajes a su vida y rasgos, como su rechazo a la guerra.

De manera personal, ¿se siente identificado también con su modo de ver la vida?

– Sí, yo trabajo desde pequeño para los niños, y esa actitud ha ido muy ligada al 'espíritu Michael Jackson'.

¿Con quién se queda, con el Michael niño de los Jackson Five o con el artista consolidado de sus últimos tiempos?

– La verdad es que no podría elegir: desde que empezó hasta que acabó fue un genio. Cualquiera de sus etapas sería ya increíble. Sí que es verdad que la época de 'Bad' y 'Thriller' le da mucha más visibilidad y encuentra mucha más aceptación musical. Además, es entonces cuando gracias a él se rompen muchas barreras raciales en canales de televisión, porque había muchos que no emitían videoclips de cantantes 'de color' y empiezan a hacerlo para poder emitir 'Thriller'. Pero me quedo con un poquito de cada etapa.

¿Qué canción del rey del pop es su preferida de entre toda su discografía?

– Sin duda 'Man in the mirror' es mi favorita pero, mi banda sonora, por decirlo así, es definitivamente 'Billie Jean'. De hecho en nuestro show parece que el público espera con muchas ganas ese momento, aunque la verdad es que nos hacemos un poquito de rogar.

El 25 de junio de 2009, el hecho de que Michael Jackson muriera, ¿implicó cambios en su vocación o en su imitación?

– Sí, yo tenía 'discusiones' con familiares, con compañeros y amigos que me intentaban convencer para retirarme del baile de Michael Jackson y probar algo diferente. Como llevaba años imitándole me animaban a cambiar por algo más español u otras propuestas. Y yo no quería y no quería, y justo cuando empezaba a dudar, falleció, y eso me animó a seguir imitándole. A partir de ahí, vi que muchos niños conocían a Michael Jackson a través de mi actuación, y eso me hizo cambiar a nivel tanto personal como profesional, porque no es lo mismo presentar a un artista a alguien que sabe bastante de él que a quien no lo ha visto nunca. De hecho, en parte esos cambios desembocaron en este tributo y le hicieron lo que es.

¿Cómo se compone el elenco del espectáculo?

– Se convocó un casting para bailarines que yo compartí, en el que tengo que decir que hubo gente de mucho nivel, entre ellos colegas y conocidos que han participado en proyectos como musicales ('Hoy no me puedo levantar', 'Los 40'), otros tributos ('Forever King') o series de baile. A mí me eligieron porque consideraron que transmitía bien lo que Michael Jackson transmitió, pero esa selección hace que el elenco sea bastante potente en escena. A nivel visible, los que nos llevamos el aplauso somos nueve, ocho bailarines y conmigo nueve, pero luego detrás están los técnicos de sonido, de iluminación, los productores... muchas veces su trabajo no se agradece, pero sin ellos esto no sería posible.

Convenza a la audiencia brevemente de que acuda al teatro: ¿qué puede esperar un seguidor de este tributo?

– Hemos puesto el máximo esfuerzo en conseguir que el público lo pase bien y que el legado del que consideramos el artista más grande de todos los tiempos siga recordándose. Yo diría que vayan con la idea de disfrutar al máximo y que, aunque estén sentados en un teatro, se olviden de eso (porque a veces las butacas absorben la energía) y que canten y bailen como si fuera un concierto, que eso además nos ayuda a nosotros a dar un plus.

Usted y todo el elenco están de gira por el país, ¿han recibido alguna crítica de los fans más exigentes? ¿Cómo percibe la respuesta de los asistentes?

– Yo pensaba que sí iba a haber más críticas, en parte eso movía a mi 'no' inicial, porque siendo una imitación siempre cabe la posibilidad de las críticas y además yo no soy bailarín profesional. Es toda una anécdota del show, cosa que sorprende a la gente, el hecho de que encarne a Michael sin bailar profesionalmente. Sin embargo, nos ha contratado gente, por ejemplo en Tenerife, que llevó en concierto al auténtico Michael y con experiencia en el trabajo con imitadores. Me han dicho a menudo que les parecía verle a él en el escenario y en ese sentido estamos muy contentos y orgullosos.

¿Qué espera de Valladolid como público?

– La verdad es que he actuado varias veces en Valladolid con musicales y adaptaciones de cuentos infantiles, en lugares como el Palacio de Congresos o la Feria de Muestras. Querría agradecer a la productora su trabajo y al público todo su cariño. Encuentro al público de Valladolid muy entregado y agradecido y la productora me ha dicho que la venta de entradas ha tenido mucho éxito. No tengo duda de que lo van a dar todo desde el patio de butacas y nosotros haremos lo mismo arriba, así que creo que la combinación va a ser brutal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos