Fiestas redondas para la Feria de Día y las casetas regionales

Ambiente de la Feria de Día en las casetas de Fuente Dorada./G. V.
Ambiente de la Feria de Día en las casetas de Fuente Dorada. / G. V.

El alcalde destaca las escasas incidencias en un año en el que se ha blindado la seguridad

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

«Hemos trabajado de cine toda la semana», resume María José Hernández, presidenta de la asociación de hosteleros. «Ha habido bastante más gente que el año pasado», concluye José Luis Bellido, presidente de la federación de casas regionales. Yel alcalde, Óscar Puente, se suma al balance positivo de unas fiestas que acaban de recoger las guirnaldas con varios puntos positivos.

El primero es ese incremento de visitantes a los mostradores gastronómicos, tanto de la Feria de Día como de las casetas regionales, que en ambos casos han detectado un importante crecimiento de clientes sobre todo al mediodía. «Este año se ha trabajado de fábula no solo la hora del aperitivo, sino también de la comida, ya que hemos detectado que muchos grupos se quedaban a comer en las casetas», asegura Hernández.

Sin duda el tiempo ha influido. No se ha sufrido la lluvia, pero tampoco el calor sofocante del año pasado, que sí que llenó las barras durante la noche, pero que retraía a mucha gente de salir a la calle con 40 grados a las dos y media de la tarde. Este año, la meteorología ha acompañado. Pero además, como aseguran desde la asociación que los agrupa, los hosteleros han hecho un esfuerzo especial. «Se ha cuidado todavía más el producto y eso el cliente lo aprecia. Una caseta no es un restaurante, tenemos que servir en platos de plásticos, pero la calidad se nota», asegura Hernández, quien durante esta semana que ahora comienza abordará un análisis de la Feria de Día por zonas. «Se ha incorporado la del Lucense y ha trabajado muy bien.

En Recoletos ha habido buen ambiente y tenemos que seguir en esa línea, como también lo hacen en la plaza de la Universidad. Hay que lograr la unión, que los hosteleros trabajen juntos en decoración y una oferta atractiva». José Luis Bellido, de las casas regionales, también constata el incremento de visitas a la feria del folclore y la gastronomía, que cifra en torno al 10%por encima de los datos del año pasado.

«El lunes al mediodía fue la jornada más floja, pero el resto de días se ha trabajado muy bien, con bastante más gente que el año pasado.El viernes fue espectacular», añade. Sus vecinos del Real de la Feria también dicen haber trabajado bien estos días, «con cifras similares a las del año pasado», asegura el portavoz de los feriantes, Juan Arcos, quien recuerda que los carruseles permanecerán instalados hasta el día 24, con el domingo 17 a mitad de precio, y a dos euros de los días 18 a 24.

Francisco de Frutos, presidente de la asociación Hoteles de Valladolid, reconoce que la ausencia de un tirón turístico (como fue el año pasado José Tomás)se ha resentido en la ocupación hotelera, que estuvo más floja durante el primer fin de semana y sí que remontó en este. «Las fiestas tienen sobre todo un impacto local y habría que buscar un reclamo turístico que sirva para atraer a gente de otras ciudades. A lo mejor estaría bien programar un concierto una semana antes de que comenzaran las fiestas, que sirviera para promocionarlas y también para potenciar los últimos diez días de agosto, que han sido muy flojos».

En los barrios

El alcalde, Óscar Puente, –quien hoy ofrecerá datos pormenorizados– adelantó ayer tres aspectos «en los que se ha avanzado mucho». En primer lugar destacó la extensión de la fiesta a los barrios, «con música en cada rincón». También celebró el «incremento de calidad y asistencia» a las tiradas de los fuegos artificiales. «Este año hemos hecho un esfuerzo para mejorarlos y se han visto los resultados», con un premio del público, además, cuyas votaciones se pueden emitir a través de elnortedecastilla.es. «Y en la Plaza Mayor hemos programado una oferta variada para todo tipo de público, algo en lo que tenemos que seguir apostando», concluye Puente, quien recuerda que, a falta del atestado final de la Policía Local, no ha habido incidentes reseñables.

El Ayuntamiento ha blindado la seguridad con la colocación de vallas y jardineras en los accesos a las calles peatonales del centro y el cruce de vehículos policiales en las zonas más transitadas. Además, todos los días de ferias se ha cortado el tráfico al centro por Duque de la Victoria y Poniente (desde las 20:00 horas)y Protección Civil ha establecido controles a la Plaza Mayor en los días de más aglomeración. Victoria Soto, concejala de Igualdad, apuntó que no ha habido llamadas relevantes al teléfono de prevención de agresiones sexistas. El PP alabó la labor de las fuerzas de seguridad y el servicio público y criticó «el botellón de Las Moreras, el fracaso del vaso ecológico, el olvido intencionado de los toros y un corto resultado para un elevadísimo presupuestos».  

Fotos

Vídeos