Conjunción de guitarra y flauta, por Raúl Olivar e Iván Carlón

Iván Carlón toca la flauta travesera (a la izquierda) y Raúl Olivar se encuentra en el centro a la guitarra. /R. Otazo
Iván Carlón toca la flauta travesera (a la izquierda) y Raúl Olivar se encuentra en el centro a la guitarra. / R. Otazo

Los sones castellanos y flamencos se fundieron en el concierto que ofrecieron el día 6 en la Plaza Mayor

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

Los dedos mágicos de Raúl Olivar se pasean, corretean por las cuerdas de su guitarra española para inyectar pasión a una noche fresquita en los termómetros y con calorcito bueno desde el escenario. Trae Olivar aires del sur, entreverados de alma castellana y paisajes de páramo y cereal. Su último trabajo se llama ‘Castellano’ y en él, con títulos como ‘Montes de Torozos’ o ‘Jaleos del Duero’ ha construido Olivar un camino de ida y vuelta entre la meseta y los sones flamencos que llegan de Andalucía. Es el concierto un sabroso diálogo entre la guitarra de Olivar y la flauta travesera de Iván Carlón, un matrimonio de cuerda y viento que consigue una comunión perfecta, un sonido cálido y apetecible en esta Plaza Mayor. El maestro Olivar se ha arropado además de grandes voces (José Luis Jiménez, Yaiza Herrero) y músicos para este concierto que aborda nanas y bulerías con el mismo arte, y que se cierra con ‘Los trigales’, ejemplo de esa unión del flamenco y el alma castellana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos