El Norte de Castilla

Fiestas de Valladolid

vídeo

Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler a su llegada a la plaza / Ramón Alonso

Vargas Llosa e Isabel Preysler acaparan todas las miradas a la entrada de la plaza de toros

  • Otros como Carmen Martínez Bordiú, Colate o Schuster también han asistido a la histórica corrida

Terrazas llenas, guerra de aparcamientos y colas kilométricas. Los aledaños de la plaza de toros de Valladolid se han mostrado repletos de gente en la hora previa de la histórica corrida en homenaje a Víctor Barrio, cuyo cartel cuenta con Padilla, José Tomás, El Juli, Manzanares y Talavante. Ni un asiento vacío desde las 18:00 horas, aunque unos minutos antes se seguían vendiendo entradas en la reventa por un precio superior al original.

Los aficionados taurinos se mostraban expectantes ante el espectáculo que iban a vivir sobre el ruedo mientras ocupaban su puesto en las largas filas que se forman para entrar a la plaza. Pero antes de la faena, ya hubo protagonistas. La llegada del escritor Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler revolucionó a las masas. Baños de selfies y saludos a las celebridades, que se mostraron amables con cada una de las personas que les dedicó un gesto. Por la misma puerta entró Carmen Martínez-Bordiú, nieta de Francisco Franco.

También acudieron famosos desde otros ámbitos como el deporte. Se dejó ver el alemán Schuster, entrenador del Real Madrid hasta 2008. En cuanto famosos televisivos, el ex de Paulina Rubio, Colate, permaneció alrededor de media hora antes de entrar a la plaza. Igual hizo la chef Samantha Vallejo, uno de los principales atractivos de los curiosos que esperaban entrar a la plaza.

La ministra Tejerina, presente en la corrida

En cuanto al sector político, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, acudió junto a la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro. También se pudo ver a la directora del Gabinete del Presidente de la Junta, Virginia Arnáiz.

Los bares repletos y los vendedores de sombreros sin parar un momento. A esto también ha contribuido el buen tiempo y la fuerza del sol, que junto al gran cartel de la corrida, han hecho pasar una gran tarde a los turistas llegados desde todos los lugares del mundo.