La Feria del Stock cierra con 26.000 visitantes y se mantiene en cifras del año pasado

Varios visitantes observan los productos de calzado de uno de los expositores durante el fin de semana./Henar Sastre
Varios visitantes observan los productos de calzado de uno de los expositores durante el fin de semana. / Henar Sastre

El comercio en general aprovechó para liquidar existencias antes de la primavera a pesar de que el domingo fue más flojo de lo esperado

Ó. SJ. H. Valladolid

El mismo lugar y los mismos pasillos que el sábado, aunque con dos diferencias: un poco menos de género disponible para la venta y un poco menos de tráfico de compradores. El domingo resultó ser un día algo más flojo que la apertura en la XIV Feria del Stock del Comercio de Valladolid, que se clausuró a las nueve de la noche tras una jornada más tranquila que, sin embargo, no dejó indiferente al comercio.

A pesar de la ligera disminución con respecto al sábado, las ventas se sucedieron en los diferentes expositores y los negocios en general se mostraron contentos con el balance. 26.000 personas visitaron el recinto ferial durante los dos días, según cifras de la Feria de Muestras, y el comercio local lo notó en la caja y en sus trastiendas, que cerraron con menos productos de los que llevaron allí.

Que fuese jornada de fútbol en la ciudad, con el Real Valladolid jugando en casa, ayudó a que durante la tarde la gente fuese algo más reacia a acercarse a la feria, a pesar de que la actividad no paró en ningún momento. Se celebraron talleres de ciencia (con un recuento total de 2.200 niños durante el fin de semana completo) y un espectáculo de doce a dos, quién sabe si para dar hambre a los más pequeños antes de la hora de comer.

Los intercambios comerciales, el objetivo último de la cita, no quedaron en agua de borrajas. Incluso los expositores de menaje del hogar, que han ganado presencia frente a otros años, hicieron su balance final con optimismo. «Hubo más el sábado por el tiempo, pero en cualquier caso estos días nos ayudan a sacar mercancía», indicó Roberto, de Decoración Redondo, quien aseguró que haciendo un cómputo global del fin de semana «las ventas han ido más o menos como el año pasado».

Algunos comerciantes se quejaron de que el alto precio estipulado por el alquiler de expositores les dificulta el beneficio

Y, efectivamente, en la misma línea que la anterior edición parece haberse desarrollado. Así lo cree Luis del Hoyo, secretario general de la Asociación Vallisoletana de Comerciantes (Avadeco), quien opina que «la tendencia a la caída de las rebajas también se ha reflejado en la feria, que además está cambiando con los años». En ese sentido, apunta «que las tiendas que acuden son diferentes y ha tenido mejores épocas». En su opinión, «resulta pretencioso decir que reste protagonismo a las grandes superficies» y sostiene que «hay que reiventar la feria». La queja de algunos comerciantes sobre los altos precios de alquiler de expositor puede ser, según afirma, un aspecto a mejorar para ganar más tirón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos