La Feria de Día gana una nueva zona de casetas en el Paseo de Zorrilla

Clientes de la Feria de Día en la zona de la Cattedral.
Clientes de la Feria de Día en la zona de la Cattedral. / G.VILLAMIL

Cuatro negocios se instalarán junto al antiguo hostal Lucense

J. ASUAVALLADOLID

La Feria de Día, el despliegue de casetas que inyecta el ambiente en la calle durante los diez días de las fiestas patronales, ya está lista para afrontar su montaje entre el 21 y el 29 de agosto. El Ayuntamiento ha comunicado a la Asociación de Empresarios de Hostelería su visto bueno a la propuesta de zonas y negocios donde este año los vallisoletanos podrán coger fuerzas durante las jornadas en las que la ciudad festeja a la Virgen de San Lorenzo, del 1 al 10 de septiembre. En total, está previsto que participen cerca de cien negocios (99), cifra similar a la de 2016 (101), que se repartirán en las áreas urbanas ya habituales y en un más. El interés de cuatro locales ubicados en el oeste de la capital, al otro lado del Pisuerga, por participar en el evento –tres de Parquesol y uno de Villa de Prado– ha llevado a plantear la creación de una nueva zona que se situará en la ancha acera del Paseo de Zorrilla, a la altura de la fachada del antiguo Hostal Lucense, frente a la plaza de toros. Los bares La Castellana, Punto Azul, La Maestranza y La teta y la Luna han unido fuerzas para dotar a este enclave del ambiente que se vive en otros puntos de la ciudad.

Con programa de actuaciones

Los cuatro empresarios han diseñado ya un programa de actuaciones, con clases de baile y coreografías conjuntas incluidas, para llenar de fiesta un entorno con importantes posibilidades por la proximidad del coso de Zorrilla. Este nuevo reclamo de barras callejeras se unirá a los ya consolidados en la plaza de la Universidad, San Benito, San Miguel, Recoletos, Coca-Plaza Mayor, plaza del Ejército o Vallsur, entre otros. La nueva presidenta del colectivo, María José Hernández, valora de forma muy positiva esta iniciativa, que servirá para «revitalizar» el Paseo de Zorrilla, al tiempo que destaca que la Feria de Día es un referente muy asentado en las fiestas de Valladolid. «Movilizamos a la gente en la calle y los hosteleros sacamos lo mejor de nuestros negocios, cada vez nos lo trabajamos más y ofrecemos más calidad», recalca esta profesional, que participa con su caseta desde el año 2000 en la cita.

La Asociación de Empresarios de Hostelería afronta la próxima edición con buenas expectativas y mantiene el precio de la clásica oferta de las ferias –pincho y bebida– en 2,80 euros. La multa impuesta por el Tribunal para la Defensa de la Competencia de Castilla y León, órgano dependiente de la Consejería de Economía y Empleo, tras la denuncia de la organización de consumidores Facua por lo que consideran una imposición en el precio no ha arredrado a la entidad. Según explicaron ayer desde los servicios jurídicos de la asociación, se ha solicitado la suspensión de la aplicación de esta sanción, que asciende a 11.368 euros hasta que un tribunal de lo Contecioso-Administrativo dirima el fondo del asunto, una vez se ha agotado la vía administrativa. La entidad ya ha anunciado la presentación del recurso, que interpondrá en las próximas semanas. Entienden que no se vulnera en absoluto la competencia ni se trata de una imposición, ya que los propios participantes la admiten cuando optan a montar una caseta. A su juicio, se trata de una oferta más dentro de la que hace cada hostelero, que puede despachar raciones a un precio mayor o menor, al tiempo que se deja absoluta libertad en el producto que hay que utilizar en ese reclamo a 2,80 euros. María José Hernández, confía en que los jueces terminarán dando la razón a la asociación y rechazarán la sanción impuesta por la Junta.

Agresiones y alcohol

Hernández se reunió con la concejala de Educación, Victoria Soto, para mostrar el apoyo del colectivo a la campaña contra las agresiones sexistas que el Ayuntamiento volverá a poner en marcha. Un año más, las casetas de la Feria de Día lucirán un decálogo en sus mostradores contra estas prácticas, mientras que las más de mil personas que trabajan en las barras lucirán chapas en sus solapas y pulseras con este motivo. Como novedad destinada a los camareros del centenar de negocios que participarán en la próxima cita, la entidad ofrecerá un curso sobre el consumo responsable del alcohol. «Se trata de dar unas pautas para tratar con clientes que vienen cargados y cómo enfrentarnos a estas situaciones para no dispensarles más consumiciones que les puedan perjudicar», explica la presidenta.

Fotos

Vídeos