Así fueron los años en los que Valladolid recibió a El Corte Inglés

El periodista José María de Francisco, con Manuel Soler, Tomás Rodríguez Bolaños, Javier León de la Riva y Ramiro Ruiz Medrano./H. S.
El periodista José María de Francisco, con Manuel Soler, Tomás Rodríguez Bolaños, Javier León de la Riva y Ramiro Ruiz Medrano. / H. S.

La CVE reúne a los protagonistas que pilotaron la ciudad entre 1987 y 1997

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

«No fueron años (entre 1987 y 1997) en los que hubiera inversiones importantes, pero sí que fue una época en la que, después de las dotaciones en los barrios (muy necesarias en la etapa anterior), se empezó a mirar por la recuperación del casco histórico», rememoró ayer Manuel Soler, presidente de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (1993-2013), durante la segunda jornada organizada con motivo de los 40 años de la CVE. La cita reunió a los protagonistas políticos de aquel periodo, con Tomás Rodríguez Bolaños (hasta 1995) y León de la Riva en la Alcaldía, y con Ramiro Ruiz Medrano (desde 1993)al frente de la Diputación.

Los cuatro compartieron recuerdos de diez años que se iniciaron con Valladolid como capital «de facto» de Castilla y León, gracias al establecimiento de la presidencia de la Junta en el Colegio de la Asunción. «Esto ha sido muy beneficioso para Valladolid, pero por otro lado ha contribuido a que esta sea una ciudad pequeño-burguesa, con un importante número de funcionarios. Nos falta empuje. Nos ha faltado garra para avanzar más en el proceso industrial», aseguró Soler, quien recordó que una «reivindicación de la época era, precisamente, esa necesidad de suelo industrial». «Y ahora hay polígonos vacíos a los que le faltan empresas, como Tordesillas», apuntó Bolaños. León de la Riva indicó que Valladolid no puede desatender el sector servicios y reconoció que tardó años (no fue hasta su tercer mandato)en apostar de forma clara por el turismo.

«Además, el hecho de ser capital hace que seamos mirados con lupa por otras provincias», apuntó Ruiz Medrano. Y entre los cuatro resaltaron varios ejemplos de un celo de la Junta en el reparto de dotaciones que ha coartado varias inversiones: aeropuerto, palacio de congresos, la apuesta por una autovía Burgos-León y no por Valladolid-León...

Sí que hubo un acontecimiento al principio de este decenio que sacudió la vida vallisoletana y que trastocó buena parte de los hábitos de sus vecinos. Lo recordó Ramiro Ruiz Medrano: «La llegada de El Corte Inglés cambió muchas cosas. En aquel momento, era un símbolo muy importante para una ciudad».

Revolución comercial

Los grandes almacenes abrieron en el Paseo de Zorrilla en 1988 y Soler, quien entonces era presidente de Avadeco (la asociación de comerciantes) reconoció que se vivió aquello como un ‘shock’ para el comercio de proximidad. «Nosotros peleamos duro para que no se instalara. Presentamos incluso para esos terrenos un proyecto de centro comercial de dos plantas, con un supermercado Alcampo y 110 locales, diseñado por los responsables de La Vaguada de Madrid, con inspiración en un complejo de Burdeos, que no salió adelante», rememora Soler.

Rodríguez Bolaños insistió en que fueron años en los que había que potenciar el centro con un plan de rehabilitación y servicios entre los que León de la Riva destacó los aparcamientos. Además, el exalcalde del PP recordó la apuesta que se hizo por Valladolid como primera sede de Las Edades.

Fotos

Vídeos