El equipo de Gobierno de Zaratán arrincona a su alcaldesa

La alcaldesa, en el centro, junto al resto de los ediles elegidos en los comicios de 2015./J. F.
La alcaldesa, en el centro, junto al resto de los ediles elegidos en los comicios de 2015. / J. F.

Susana Suárez acusa a los ediles de «querer expulsarla de la Alcaldía» y bloquear la actividad institucional

J. DE LA FUENTEZaratán

La alcaldesa de Zaratán, Susana Suárez, acusa a sus propios concejales del equipo de gobierno, del Partido Popular, de buscar expulsarla del Ayuntamiento, en un hecho sin precedentes en el municipio, de extrema gravedad y consecuencias impredecibles.

La semana pasada se produjo una reunión de la Comisión de Urbanismo, que se suspendió, para tratar la convocatoria de un pleno extraordinario que pretendía conceder licencias de comercios. Según Susana Suárez, «tenemos paralizadas 18 licencias de pequeñas empresas, entre ellas la del supermercado». Suárez denuncia que «cuál ha sido mi sorpresa cuando mis propios concejales del Partido Popular han pedido que no se celebrara ni el pleno ni la comisión».

«Los cinco concejales de mi propio partido han reconocido públicamente que me quieren echar del Ayuntamiento, sí, como lo oyen, ¡mi propio equipo me quiere echar!», exclama tanto en redes sociales como en declaraciones a El Norte de Castilla, para reconocer que se siente «humillada, se me ha ninguneado, he tenido que soportar que una de mis concejalas se riera del asunto y que hayan dado este espectáculo tan lamentable delante de la oposición».

Lo que parece más que evidente a tenor de sus palabras es que Susana Suárez se ha quedado sola como alcaldesa al frente de Zaratán y no cuenta con el apoyo de sus cinco concejales, de su mismo partido. Susana Suárez reconoce que mantiene el apoyo del concejal de Urbanismo, Reinerio Braña, no adscrito, tras su salida de Ciudadanos nada más celebrarse las elecciones municipales y alcanzar con posterioridad un pacto de gobernabilidad con él. La situación ha alcanzado un punto de enfrentamiento de difícil solución.

El portavoz del PP en Zaratán, Luciano Sancho, se mostraba ayer mucho más conciliador y desmintió que existiera mala relación. «Nosotros estamos al lado de Susana. Ha sido un malentendido. Cuando existe un problema de diálogo o entendimiento las cosas se hablan en el seno del PP, no en redes sociales. Ella sabía nuestra posición y no hay por qué llegar a este punto. No la queremos echar en absoluto. Abogamos por acabar la legislatura como hasta ahora. Somos seis personas y tenemos voz y voto. Debemos decidir buscando lo mejor para los vecinos de Zaratán. Ni queremos echarla ni lo vamos a hacer. Es más, ella es quien tiene potestad y facultad para ello, pero nosotros no», señaló. En el pleno ordinario del último día de octubre, Suárez propondrá la concesión de las 18 licencias comerciales de empresas que pretenden instalarse en el municipio, entre ellas un supermercado, concretamente de la empresa cántabra Lupa.

«Lamento que mi sillón sea muy goloso, pero no voy a consentir que por el capricho de unos pocos se pierdan muchos puestos de trabajo para los ciudadanos de Zaratán. Todo ello sin contar las empresas que en un futuro próximo quisieran instalarse y que, de momento, no van a poder. Lamento también que por culpa de personas irresponsables se juegue con el pan de los vecinos», añade Susana Suárez, en un aprueba más del enfrentamiento existente en el seno del equipo de gobierno de Zaratán.

Nombre y apellidos

A este respecto, Luciano Sancho puntualiza que «apoyaremos la aprobación de las licencias la próxima semana. Solicitamos un informe a la Junta porque teníamos dudas de si se podían implantar determinadas actividades en suelo industrial. Una vez aclarado todo seguimos adelante, pero las cosas deben aprobarse una vez se solventen las dudas que teníamos».

Susana Suárez, no obstante, tacha de «irresponsabilidad» que su propio equipo de gobierno bloquee su labor, para acusar directamente con nombres y apellidos, por «no salvaguardar el futuro de los vecinos de Zaratán, impedir que el municipio crezca y que se generen puestos de trabajo. Si las empresas y el supermercado no llegan a instalarse en Zaratán, habrá unos responsables con nombres y apellidos: Mariano Negro, Esther Peláez Carranza, Roberto Migallón, Cristina García Pico y Luciano Sancho», que son sus cinco concejales del Partido Popular.

Fotos

Vídeos