El envejecimieto dispara el número de mayores que precisan ayuda en casa

Servicio de 'catering' dependiente del programa de Ayuda a Domicilio del Servicio Social (Ceas) del Ayuntamiento de Medina del Campo./Fran Jiménez
Servicio de 'catering' dependiente del programa de Ayuda a Domicilio del Servicio Social (Ceas) del Ayuntamiento de Medina del Campo. / Fran Jiménez

Más de 3.200 personas reciben atención cotidiana de auxiliares para el aseo personal, la limpieza y el cuidado básico del hogar

Víctor Vela
VÍCTOR VELA

¿Quiere leer una buena noticia? Cada vez vivimos más. Ellos, de media, hasta los 81 años. Ellas, hasta los 87. Valladolid es la cuarta provincia de España con mayor esperanza de vida, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Solo nos superan en longevidad los habitantes de Madrid, Segovia y Salamanca. Y esto, claro tiene consecuencias. Por ejemplo, que cada vez es mayor el porcentaje de vecinos con más de 80 años. En 2007 eran el 5,05% de la población (15.989 personas). Hoy suponen el 7,58% (23.026habitantes). Y eso tiene también su reflejo en la política, en el dinero que las administraciones dedican para atender las necesidades de un colectivo que no deja de crecer.

Más información

El Ayuntamiento, a través de la concejalía de Servicios Sociales, destinó el año pasado 6.246.631,95 euros a los servicios de ayuda a domicilio, un incremento de 769.631 euros en los últimos dos años. Primero, porque se atiende a más personas: de las 3.349 de 2015 a las 3.774 del año pasado. Segundo, porque los usuarios (cada vez más mayores, la media supera los 80 años) requieren atención más prolongada, y eso obliga a incrementar el número de horas que los auxiliares están en cada vivienda. El año pasado, 557.898. Hace dos años, 514.338 horas.

Son datos extraídos de la memoria anual de Servicios Sociales que la concejala Rafi Romero remitió a los grupos políticos y en los que se refleja el esfuerzo que las administraciones deben hacer para atender a un colectivo que cada vez tiene más peso en la capital. «Esto nos obliga, además, a adaptarlo a sus necesidades y a reforzar el seguimiento», explica la edil. De hecho, el servicio de ayuda a domicilio incorporará este año novedades, de acuerdo con el contrato aprobado en enero por la Junta de Gobierno con la empresa Clece. Los cerca de 350 auxiliares que prestan atención a los mayores contarán en sus móviles con una aplicación en la que deberán introducir datos actualizados sobe el estado de los usuarios (movilidad, síntomas de deterioro cognitivo, modificaciones de hábitos). Esa información se trasladará tanto a los coordinadores de la empresa como a los técnicos de los Ceas. Este paso es relevante porque, como explican desde Servicios Sociales, el incremento en la edad de los usuarios obliga, además, a establecer nuevas evaluaciones sobre el grado de dependencia, que, conforme avanza la edad, se suele agravar. De forma paralela a la ayuda a domicilio –no existe lista de espera para acceder al servicio, con 3.261 beneficiarios–, el Ayuntamiento presta teleasistencia a 4.065 personas, una cifra que, pese al incremento de los últimos años, podría ser mayor. Romero ha anunciado una campaña de información que, en breve, tratará de captar nuevos usuarios.«A veces hay reticencias por parte de las personas mayores, por desconocimiento, a recurrir a este servicio», indica la edil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos