Cuando emprender lo lleva en su ADN

Oliver del Arco y su encargada, en el centro de estética./L. N.
Oliver del Arco y su encargada, en el centro de estética. / L. N.
Oliver del Arco San Pablo acaba de abrir un nuevo negocio en Tordesillas, el centro de estética Nails and Lashes
Laura Negro
LAURA NEGROValladolid

Oliver del Arco (40) sabe muy bien todo lo que implica poner en marcha una nueva empresa. Lleva años haciéndolo. Emprender forma parte de su ADN y asume con ilusión y pasión cada nuevo reto empresarial. Sabe aprender de los errores y los afronta con mucha honradez y más franqueza y eso le hace ganar en credibilidad ante proveedores y clientes. «Para ser emprendedor hay que estar un poquito loco y tener capacidad para asumir riesgos», eso es lo que piensa este vallisoletano, que tras toda una vida creando empresas, acaba de abrir un nuevo negocio en Tordesillas, Nails and Lashes. Se trata de un centro de estética bajo el sistema de franquicia que ofrece una amplia gama de servicios para el tratamiento de la mirada y el cuidado de manos y pies.

Es un líder nato. Antes de finalizar la diplomatura de Empresariales empezó a trabajar en una empresa de artículos publicitarios con el objetivo de aprender a ser un buen vendedor. Después entró en el sector de la banca pero pronto lo dejó para montar su primera empresa, Aspama, dedicada al control de plagas y que da empleo de forma directa a más de 20 trabajadores. Su siguiente proyecto fue Aspama Logística y por último una empresa de servicios de alimentación. Las tres con una importante cifra de negocio. «Tengo la necesidad de estar haciendo siempre cosas nuevas. Entremedias monté un restaurante y una empresa de paquetería, pero por diversas circunstancias estos dos proyectos no salieron bien. Con el tiempo me he dado cuenta de que tal vez no estaba preparado para asumir tanta presión. Ahora tengo más capacidad de respuesta y delego mucho más en mi gente», expone este emprendedor, vocal de la junta directiva del Club Cede de empresarios.

En 2016 Oliver detectó un nicho de mercado en auge y quiso probar suerte en un sector completamente nuevo para él. «Veía que en otras ciudades había una gran expansión de negocios dedicados al cuidado de pestañas y cejas y de manos y pies, así que decidí que era buen momento para probar algo nuevo. No lo hice a ciegas. Me preocupé de hacer un exhaustivo estudio de mercado analizando las ventas del sector, el público objetivo y también la competencia. Todo indicaba que era una actividad en pleno crecimiento», explica este empresario, quien tenía muy claro que para su nuevo negocio quería tener el respaldo de una franquicia. «Deseaba tenerlo en funcionamiento lo antes posible y con la franquicia todo resultaría mucho más sencillo. Me decidí por Nails and Lashes porque era la que me ofrecía más garantías y la que me daba mayor libertad a la hora de innovar. La relación con la central es muy cercana y el apoyo que me dan es total. Finalmente, negocié con ellos y firmamos un contrato con el que obtuve la master franquicia para Castilla y León», añade. De esta forma, Oliver consiguió los derechos para explotar y conceder franquicias en la región, siendo a la vez franquiciado y franquiciador. «Como franquiciador doy libertad a mis franquiciados para que ellos decidan ciertos aspectos a la hora de llevar un negocio. Mi intención es hacer red y que se abran más salones de belleza. Ya tengo muy avanzados los trámites para abrir en Medina del Campo, Cigales y uno en Valladolid».

Quería montar su establecimiento en un municipio grande y eligió Tordesillas para hacerlo. «La burocracia aquí ha sido muy sencilla. El Ayuntamiento me ha dado todas las facilidades y eso es de agradecer. Consideré que era el lugar idóneo para asentarme porque además, los tordesillanos se arreglan mucho. Son muy elegantes y coquetos y yo vendo belleza. Este establecimiento será además, centro de formación para las nuevas franquicias que se abran en la comunidad», reconoce Oliver, que se ha instalado en la calle Santa María, una de las más transitadas y comerciales de la localidad. Fueron muchas las candidatas que optaron a los puestos de esteticista que anunció. Las elegidas fueron Mary, Virginia y Mariana. Con ellas arrancó la actividad con Mariana como encargada.

Emprendedor.
Oliver del Arco San Pablo (40). Diplomado en Empresariales.
Fecha de inicio de actividad.
24 de abril de 2017.
Contacto.
Calle Santa María, 17-47100 Tordesillas. Telf: 983 487 173. www.nl.tordesillas.es/

Nails and Lashes atiende no solo a clientes de Tordesillas, sino de toda la comarca. Realizan servicios completos de manicura y pedicura express y semipermanente y también tratamientos de belleza para realzar la mirada, como las extensiones, tinte y lifting de pestañas. El diseño de cejas es el servicio más solicitado y también la depilación facial con hilo, una técnica milenaria mucho menos agresiva, más eficaz y precisa que otros métodos de depilación.

Con ésta son cuatro las empresas que Oliver tiene en activo y su éxito radica en haberse rodeado de un gran equipo. «Creo y confío al cien por cien en mis empleados. Sin ellos, yo no funciono. Es cierto que les exijo mucho, pero también soy muy agradecido con todos. Si ellos están bien, yo también lo estoy», afirma. «Este último proyecto está siendo muy satisfactorio y tengo una ilusión máxima. El que es empresario lo es 24 horas al día. Para mí trabajar es un placer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos