Estos son los ediles del Ayuntamiento de Valladolid que tienen máster

Ayuntamiento de Valladolid. /R.Alonso
Ayuntamiento de Valladolid. / R.Alonso

Diez de los 29 ediles han cursado estudios de posgrado y tres de ellos son doctores universitarios

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINAS

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid roza la mayoría absoluta de másteres, posgrados y doctores. De los 29 ediles que lo forman, 11 tienen algún título de posgrado o máster, otros dos son doctores y uno más está en camino de serlo, porque hay quien está trabajando aún en su tesis doctoral, lo que conlleva un esfuerzo doble cuando se compatibiliza con un trabajo a tiempo completo. Carlos Fernández, del PP, exhibe licenciatura en Derecho, doctorado en Medicina y un listado de cursos de especialista y otras titulaciones.

El doctorado era, en realidad, el camino que debía seguir la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para conseguir su objetivo de ser profesora de Universidad. Primero debía aprobar un máster oficial que diera acceso al curso de doctorado, y luego seguir esa senda, ya que sin el título de doctor solo se puede aspirar a un contrato como asociado, con un salario mucho más limitado y a tiempo parcial. ¿Un ejemplo? Un asociado de 3+3 (tres horas de clase semanales y tres de tutorías) cobra entre 200 y 300 euros brutos al mes, con una retención mínima, además, que después hay que ajustar con el IRPF.

De los 29 concejales que forman parte del Pleno del Ayuntamiento, una docena ha cursado estudios tras acabar sus licenciaturas. Algunos de los másteres que aparecen en los currículos de los políticos locales tienen ese carácter de «curso de especialización» que hoy no se correspondería con un máster oficial, sino con un curso de posgrado con menos carga lectiva y sin acceso al doctorado. Un concepto diferente a lo que se conoce ahora como máster, tras la irrupción del Plan Bolonia en las universidades, que ha creado los másteres habilitantes (obligatorios para poder ejercer si se tiene, por ejemplo, un grado en Derecho) y los no habilitantes (más semejantes a los de especialista).

El alcalde, Óscar Puente, es el primero en la lista, con un máster en Dirección Política por la Fundación Jaime Vera, entidad que pertenecía al PSOE para procurar formación extra a sus afiliados. Junto a él, Antonio Gato cuenta con un MBA en Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto (1991), cuyo diploma luce orgulloso en su casa. En las filas socialistas hay un doctorado, el de Ana Redondo, profesora titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Valladolid, aunque pronto puede haber otro más. Pedro Herrero, portavoz del grupo municipal, realizó un posgrado como Experto en Gestión Local a distancia. Pero también obtuvo la suficiencia investigadora con el antiguo plan de estudios, por lo que ahora está trabajando en su tesis doctoral. Eso sí, en el escaso tiempo libre que le deja su función en el Ayuntamiento de la capital.

Rafi Romero y Rosario Fernández completan el equipo de ediles socialistas con algún estudio de posgrado en su haber.

En el grupo municipal popular (12 concejales) también hay un nutrido grupo de estudiosos. Así, Jesús Julio Carnero incluye en su currículum el máster Programa de Liderazgo para la Gestión Pública del IESE (2006). El galardón al más preparado se lo lleva Carlos Fernández, que además de su licenciatura y su doctorado es especialista en Medicina Interna, especialista en Medicina del Trabajo, especialista en Dirección de Hospitales, diplomado en Medicina de Empresa...

Muchos licenciados

En Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez luce un máster en Igualdad y Políticas de Género por la Universidad de Valladolid, mientras que Rosalba Fonteriz es doctora y ejerce, de hecho, como profesora titular de Bioquímica en la Facultad de Medicina.

En Sí se Puede, ninguno de los tres concejales en el Pleno del Ayuntamiento cuenta con estudios de posgrado, másteres o doctorados, como tampoco Jesús Presencio, edil no adscrito. En el caso de Pilar Vicente, de Ciudadanos, tiene el doble grado en Derecho y Administración de Empresas por la Universidad de Valladolid, pero no ha cursado posteriormente otros estudios añadidos.

Muchos de los ediles del Ayuntamiento son licenciados, incluso algunos de ellos suman a su carrera alguna diplomatura -caso de la socialista Victoria Soto-, lo que conforma un Pleno bastante coherente con una ciudad que alberga dos universidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos