El dirigente de las juventudes del PP aboga por estar a pie de calle

Rodrigo Nieto, presidente de Nuevas Generaciones. / A. M.

Rodrigo Nieto García fue elegido presidente provincial de NNGG el pasado 27 de julio

CÉSAR R. CABRILLOValladolid

Rodrigo Nieto García (nacido en 1993) fue elegido el pasado 27 de julio presidente de las Nuevas Generaciones del Partido Popular para Valladolid, con un proyecto que presenta como «sólido e innovador». Este sábado, en el duodécimo congreso provincial, será ratificado en el cargo, a pesar de llevar tiempo trabajando en lo que él ve como «una gran responsabilidad».

El presidente provincial de Nuevas Generaciones comenzó su relación con el Partido Popular en los últimos años de gobierno de Zapatero: «Por aquellos entonces estaba acabando mis estudios de Bachillerato en el San Agustín y me comenzó a interesar la política. Después de ver los diferentes idearios del resto de formaciones, fueron los del PP los que más me representaban. Al poco, me afilié a Nuevas Generaciones».

Casi desde el momento de afiliación, Rodrigo Nieto comenzó a trabajar en la organización y a escalar posiciones, hasta el punto de ser el número dos. Pero hasta la celebración de los diferentes congresos en los que se renovaron muchas directivas del partido no tomó la decisión de dar un paso al frente para sustituir a Jorge González Barrante al frente de Nuevas Generaciones en Valladolid. Fue fundamental para ello pensar que era necesaria una «regeneración» ante la llegada de afiliados más jóvenes y que Jesús Julio Carnero apostara también por esta iniciativa.

Desde su llegado al cargo ha tenido claro cuál es la función que debe cumplir la organización con los jóvenes y el partido: «Nuevas Generaciones debe ser la raíz del PP. Hay que ser claros, estar a pie de calle, no tener miedo a defender tus ideas y convicciones. Aquí debemos ser el espíritu crítico porque somos la esencia joven del partido». En las últimas primarias del PP provincial, Jesús Julio Carnero y Borja García Carvajal fueron los dos candidatos que se presentaron para dirigir al partido y, tras un proceso en el que hubo mucha tensión interna y que pudo dejar heridas abiertas, Carnero resultó elegido para guiar al Partido Popular. El nuevo presidente de Nuevas Generaciones afirma que «todos van a una por el partido». «El objetivo es ganar las elecciones de 2019», añade.

El joven licenciado en Derecho ofrece su visión del trabajo del Partido Popular en el Ayuntamiento como principal fuerza de la oposición: «Es complicado después de tanto tiempo al frente del Gobierno municipal, pero se está haciendo una labor constructiva». «El tripartito de perdedores que gobierna la ciudad no sabe por dónde va porque cada una va a su bola y nadie sabe qué hacer». De cara a las próximas elecciones, tiene plena confianza en la persona que salga elegida para presentarse porque «cualquier proyecto que vaya de la mano de Jesús Julio Carnero es un proyecto ganador».

La vida del presidente de Nuevas Generaciones de Valladolid no se centra únicamente en su labor para el partido, pues, como él mismo indica, necesita una «válvula de escape», que encuentra en su equipo de fútbol del San Agustín, al que entrena desde hace cuatro años: «Si no pudiera compatibilizar mi vida política con mi equipo de fútbol, no sé qué sería de mí. Me encanta poder entrenar a mis chavales». El sábado será ratificado en su cargo, justo un día antes del referéndum convocado en Cataluña. En su opinión, la Generalitat está llevando a cabo una «política de odio que quiere romper con el Estado de Derecho de manera unilateral». «Son unos pocos los que dan guerra», apunta.

Fotos

Vídeos