La Diócesis cerró 2016 con un déficit de un millón de euros en su presupuesto

El obispo auxiliar (derecha) junto con el ecónomo de la Diócesis. /G. V.
El obispo auxiliar (derecha) junto con el ecónomo de la Diócesis. / G. V.

Los gastos fueron superiores a los ingresos con motivo de la construcción de nuevos templos y de rehabilitación de edificios

EL NORTE

La diócesis de Valladolid presentaba en el ejercicio de 2016 un déficit de un 1,046 millones de euros, debido a la construcción de nuevos templos y a los programas de rehabilitación de edificios. Según el balance presentado en la mañana de este jueves por el obispo auxiliar de Valladolid, Luis J. Argüello, y el ecónomo de la diócesis, José María Conde, este déficit contabilizado como «necesidad de financiación» es atribuible principalmente a los gastos extraordinarios, entre ellos la construcción de nuevos templos, con 756.244 euros, y a los programas de rehabilitación, 170.663,21.

La partida de construcción de nuevo templos se refiere a la nueva iglesia de Arroyo de la Encomienda y a la casa pastoral del municipio de Zaratán los dos en el alfoz de Valladolid.

De los ingresos, destacan los 4,9 millones de euros de las aportaciones de los fieles y los 3,1 millones de la asignación tributaria que hace la Conferencia Episcopal a la diócesis procedente del fondo común interdiocesano, que se nutre principalmente de la casilla destinada a la iglesia católica en el Impuesto del Rendimiento de las Personas Físicas (IRPF).

Un total de 2 millones de euros proceden de ingresos por servicios, subvenciones públicas y aportaciones de instituciones diocesanas, y 1,8 millones de patrimonio y otras actividades, incluidos los alquileres de inmuebles, intereses y otras actividades económicas.

Los ingresos extraordinarios fueron 116.185,34 euros, de los que 113.173,49 correspondieron a enajenaciones de patrimonio.

El total de gastos fue de 13,118 millones, 12,191 millones de carácter ordinario y 926.908 de régimen extraordinario, con especial incidencia de los atribuidos a conservación de edificios y funcionamiento, hasta los 5,6 millones de euros.

Algo más de medio millón, en concreto 572.609 euros, destinó en 2016 la diócesis de Valladolid a los centros de formación, incluidos el seminario y los colegios.

La retribución del clero se elevó a 3 millones de euros, 2,7 millones en sueldos de sacerdotes y religiosos, a lo que se suma los 462.885 euros del personal seglar.

El obispo auxiliar de Valladolid ha reconocido la disposición de la diócesis a negociar la venta de los centros que se encuentran cerrados, como es el caso de los monasterios de Santa Catalina y de San Quirce y Santa Julita, en la capital vallisoletana, aunque ha apuntado a las dificultades de ello conlleva, recoge Efe.

Aunque ha advertido que no existen abiertas negociaciones sobre estos dos monasterios, el obispo auxiliar ha sustentado las dificultades en conjugar los intereses de las administraciones y los propietarios, cuando los edificios suelen tener una catalogación artística o histórica, con los de los posibles comparadores.

El obispo auxiliar de Valladolid ha anunciado la puesta en marcha de un portal de internet en el que los fieles pueden aportar de manera telemática su donativo a la iglesia católica.

Fotos

Vídeos