Diálogo y el consenso, las dos reglas de trabajo de Carnero

Jesús Julio Carnero hace balance del ecuador de su mandato./EFE
Jesús Julio Carnero hace balance del ecuador de su mandato. / EFE

El presidente de la Diputación hace balance del ecuador del actual mandato al frente de la institución provincial

EL NORTEValladolid

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero ha hecho balance del ecuador del actual mandato al frente de la institución provincial, en los que ha logrado poner en marcha «el 88% de las medidas contenidas en nuestro Programa Electoral». Carnero ha destacado las dos reglas esenciales de su equipo de Gobierno: «el diálogo permanente y el consenso con los grupos políticos de la institución», que «como demuestra el hecho de que de las 106 Proposiciones presentadas por todos grupos, se han aprobado el 98, lo que supone el 92,45%, y 76 lo han hecho por unanimidad, lo que supone un 71,69% de las presentadas». Entre esos acuerdos, destaca la modificación llevada a cabo en el Reglamento de la Institución para permitir la creación de Comisiones de Investigación, aprobada también por unanimidad de todos los Grupos.

El presidente de la Diputación ha señalado que una prueba más de esa capacidad de diálogo ha sido la constitución del Consejo del Diálogo Social de la Provincia de Valladolid y la firma del I Acuerdo de la Diputación Provincial de Valladolid y los Agentes Económicos y Sociales para el Diálogos Social de la Provincia, «un acuerdo que se centra en la creación de empleo estable y de calidad, y en la cohesión social y la protección de los colectivos más sensibles de nuestra provincia, y a cuyo cumplimiento destinaremos este año casi 10 millones de euros».

La prioridad para Carnero y su equipo, según dijo, es el desarrollo económico y la creación de empleo, porque sigue habiendo 33.718 personas en la provincia que deben ser objetivo prioritario para todas las administraciones públicas. En este sentido ha recordado que «el Plan Impulso es, sin duda, el elemento esencial en esta materia, ya que afronta todos los ámbitos, desde la promoción de la cultura emprendedora a la formación y a la financiación, sin olvidar aquellos elementos como la innovación y la internacionalización que ayudan a consolidar proyectos empresariales generadores de empleo».

En este apartado ha destacado también la puesta en marcha de ‘Alimentos de Valladolid. A gusto de todos’, marca territorio que busca facilitar a los consumidores la identificación de los productos de calidad de la provincia y que ampara ya a 297 productos. Y vinculado a la agroalimentación, «el turismo es un sector estratégico de desarrollo provincial».

Ayudas sociales

Por otro lado, entre las medidas desarrolladas destacan el incremento de las ayudas de emergencia social, el garantizar la alimentación infantil de los escolares en riesgo de exclusión durante las vacaciones escolares, la ampliación de los convenios con Cáritas y Cruz Roja para atender a colectivos en riesgo de desahucio, a refugiados y a mujeres víctimas de violencia de género, así como para la puesta en marcha de nuevas líneas de formación; o el reforzamiento de la colaboración con el Banco de Alimentos, que permite atender a .4681 personas de la provincia.

Un importante esfuerzo presupuestario que supera los 10,3 millones de euros ha permitido ampliar las coberturas de servicios esenciales para mantener la calidad de vida de las personas de los pueblos como son la Ayuda a Domicilio (1.780 usuarios), la Comida a Domicilio (291 usuarios) y la Teleasistencia (1.477 personas atendidas), sin que existan listas de espera.

Planes Provinciales

El presidente de la Diputación se ha referido al apoyo permanente a los municipios, como el tercer gran eje de actuación de la Diputación de Valladolid en este mandato. «Un apoyo que es económico, con los Planes Provinciales 2016-2017 como elemento esencial de inversión y modernización».

La Diputación, según su presidente, partía de una deuda de 75,6 millones de euros y una ratio de endeudamiento del 96,91%, una cifra que se cerró en 2015 con 34,1 millones de euros de deuda y una ratio del 35%, «y terminaremos este año 2017 con 18 millones de euros de deuda. Esta buena situación económica permite a la Diputación de Valladolid pagar a sus proveedores en una media de 25,67 días, muy por debajo del periodo máximo legal de 60 días».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos