Así se desencadena una gota fría (y tal vez no sea como tú piensas)

Gota fría sobre la Península ibérica / LAS PROVINCIAS

El fenómeno está asociado con grandes trombas de agua pero no siempre llueve cuando se produce

Javier Ayuso Santamaría
JAVIER AYUSO SANTAMARÍA

La gota fría o DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), es un fenómeno bien conocido en el Levante peninsular, causante de grandes inundaciones y destrozos en las zonas costeras. Pero, ¿qué se sabe en la meseta sobre este tipo de tormenta? ¿Por qué se produce?¿Son todo precipitaciones?

Más información

A la última pregunta es fácil responder: no. Una gota fría es un embolsamiento de aire frío en altura. Este aire frío que se ha quedado descolgado de latitudes altas se ha internado de forma aislada entre aire más cálido, propio de las latitudes en las que vivimos. Por lo cual, este fenómeno no tiene porqué producir lluvias torrenciales, como se suele pensar.

La gota está asociada al verano, pero también se produce en pleno otoño cuando todavía las temperaturas pueden ayudar al embolsamiento de aire frío entre aire cálido.

El mal uso del término es el problema que existe para poder ser concretos a la hora de explicar y entender la DANA. El uso que se le da es para hablar de una de las consecuencias que provoca, tal vez la más grave: las lluvias torrenciales de verano-otoño.

El motivo más importante para la gota fría es la diferencia de temperatura entre la masa de aire y la propia temperatura de agua. Con una diferencia entre aire y el mar de unos 5 a 7ºC los efectos se verían potenciados.

Un mar cálido, con todos los alicientes, haría que se produjera lluvias más violentas. Sin estos factores podría no darse este fenómeno meteorológico. En resumen, que haga mucho calor no garantiza que haya gota fría. Hay que tener la ecuación completa para que así sea.

Efectos causados por el temporal en el litoral valenciano. en la imagen la playa del Sidi Saler, donde varias dunas han desaparecido en 2003. / DAMIÁN TORRES

¿Y por qué se producen las lluvias torrenciales?

Encontrar una verdadera causa es difícil. Los fenómenos meteorólogicos se producen de una forma inexplicable ante nuestros ojos, sin que se pueda hacer mucho. Las grandes lluvias o lluvias temporales responden a varias razones, que cuando se unen provocan los efectos devastadores que se conocen.

Las grandes lluvias en la costa mediterránea, a las que se asocian la gota fría, se producen por un viento que viene de mar adentro. La temperatura del agua hace que esta se evapore y alimente a los sistemas nubosos en grandes cantidades, además de la humedad propia de esta zona. Con estos ingredientes, es decir, viento de mar adentro, humedad, altas temperaturas y evaporación de agua se crea un fuerte incremento de la inestabilidad potencial y convectiva de estos frentes.

Al producirse inestabilidad, recoger humedad y calentarse la masa de aire puede causar grandes precipitaciones. Además hay que sumar diferentes efectos potenciadores de las lluvias. Por una lado el relieve terreste, es decir, si hay una montaña que hace ascender a las masas cargadas de humedad y condensar el vapor de agua, es probable que descarguen lluvias por enfriamiento.

El segundo factor de que las grandes lluvias torrenciales, en la presencia de la mencionada gota fría es relevante, son las masas de aire húmedas que ascienden de forma explosiva tras toparse con frío. Esto hace que se creen los grandes frentes de nubes que haga que la gota fría se asocie con los grandes aguaceros

En el interior peninsular, mucho más seco, las grandes lluvias se producen por culpa del Atlántico. Este océano conserva el calor del verano y se produce una evaporación constante. Desde el norte viene aire polar, (una corriente de aire que circula en la parte alta de la atmósfera, producida por el choque de temperaturas entre el ecuador y el Polo Norte) que a su paso hasta la Península ha tomado la temperatura del agua del Atlántico, que ahora choca este aire más cálido contra el aire frío que esta sobre España. Al ascender el aire húmedo y caliente del Atlántico sobre la masa de tierra fría se condensa y llueve.

De todos modos, las precipitaciones de la gota fría en el interior atiende a las razones anteriormente explicadas. En resumen, la gota fría por si sola no causa las lluvias torrenciales, solo es un ingrediente para la ensalada de las grandes precipitaciones. La intensifica, sí, pero solo si se añade a los factores dichos. En la gota fría que se avecina parece que, con un 85% de probabilidades, la ensalada del tiempo podría dejar tormentas hasta la próxima semana.

Fotos

Vídeos