Desalojan a ocho familias al arder una vivienda en La Rondilla

Precinto policial en la vivienda carbonizada del cuarto B del número 10 de la calle Nebrija./J. S.
Precinto policial en la vivienda carbonizada del cuarto B del número 10 de la calle Nebrija. / J. S.

Las llamas destruyeron la casa de una pareja con tres hijos y otro matrimonio, que ha sido dado de alta, resultó intoxicado

J. Sanz
J. SANZValladolid

Ocho familias permanecen desalojadas de sus viviendas, situadas en las dos plantas superiores del edificio de cinco alturas del número 10 de la calle Nebrija, en La Rondilla, fruto de los daños ocasionados por un incendio que destruyó literalmente en la madrugada de ayer un piso de la cuarta planta.

Sus ocupantes, un matrimonio con tres hijos de corta edad, resultaron ilesos y los inquilinos del piso de arriba, otra pareja, sufrieron una intoxicación leve por inhalación de humo, si bien recibieron el alta después de ser atendidos en el Clínico. «Las zonas comunes han quedado destrozadas y las dos plantas superiores permanecen sin luz, así que no podemos volver a ellas por el momento», apuntaron ayer los residentes antes de concretar que el seguro de la vivienda carbonizada les ha anticipado que se hará cargo de su alojamiento, «aunque tendríamos que adelantar el dinero».

Las llamas surgieron al filo de las dos de la mañana en una de las estancias del cuarto B, un piso de 72 metros cuadrados que acabó carbonizado. Sus inquilinos, por fortuna, pudieron salir por su propio pie y el resto quedaron confinados en sus viviendas, especialmente en las plantas superiores, «al no poder salir por el humo». Más de dos horas tardaron los Bomberos en sofocar las llamas en una «extinción complicada por las obras de remodelación que se están llevando a cabo el edificio».

El fuego, al margen de destruir la vivienda, arruinó las zonas comunes y el ascensor, aún sin estrenar, unas obras en las que los 23 vecinos habían invertido más de cien mil euros.

El siniestro se produjo apenas 24 horas después de que otra pareja, con dos niños, perdiera su vivienda fruto de otro incendio registrado en el número 8 de la calle Duero, en Delicias. Ambos, en principio, pudieron ser causados por cortocircuitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos