Curiel del Duero celeba la fiesta de la vendimia

Lidia y Martín Mínguez pisan las uvas
Lidia y Martín Mínguez pisan las uvas / Agapito Ojosnegros

Jesús Granado, alcalde del municipio, animó en su discurso al «consumo moderado y responsable del vinoporque es bueno» como indican muchos estudios

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZARO

Durante este fin de semana la localidad de Curiel de Duero ha festejado su fiesta de la vendimia. A punto de que la recolección en la Ribera del Duero, a la que pertenece el municipio, se despliegue en su totalidad, los curielanos pisaron ayer la uva y probaron el primer mosto de la cosecha 2107.

Ocurrió en la Plaza Mayor ante numeroso público, tanto de la población como de fuera, que se congregó en el céntrico enclave para ver cómo los niños Lidia y Martín Mínguez –primos, de 5 y 6 años respectivamente-, ataviados para la ocasión, pisaran los racimos que fueron depositados en un gran recipiente hasta conseguir el suficiente mosto para que este fuese repartido entre las personas congregadas en la plaza.

Poco antes de que se procediera a consumar el ritual, el grupo de danzas Puente Valdobar, asociación cultural de Peñafiel, bailó diferentes jotas al son de los dulzaineros Villa Olid. De la céntrica plaza, en torno a la una del mediodía, los asistentes y las autoridades se desplazaron hasta la iglesia de Santa María, donde tuvo lugar el pregón de la fiesta de la vendimia, honor que este año recayó en Julio Frutos Santirso, enólogo y gerente de Compañía Vinícola Solterra,elaboradora ribereña situada en la localidad burgalesa de Roa de Duero.

De presentar al pregonero se encargó el alcalde del municipio, Jesús Granado, y sobre el pregón del enólogo raudense destacar su emotividad, sus agradecimientos a los viejos enólogos, agradecimientos a seres queridos, el repaso a distintos recuerdos, y, también, una especial mención a la reivindicación que realizó del consumo responsable del vino, «un consumo moderado porque esto es bueno», indicó, detallando todas las bondades del vino, beneficios que también ahora recogen estudios de todo tipo pero que eran ya conocidas por todos, desgranó en su discurso.

Igualmente, sobre este mismo asunto, anunció que este año tenía «buenas noticias, que me enorgullecen», y es que en España «ha subido el consumo del vino en 2016, según el Observatorio del Vino», algo que es «muy importante porque llevábamos décadas de una caída espectacular, algo que no tenía mucho sentido siendo uno de los países más productores».

Frutos finalizó remarcando su alegato, alentando a «seguir consumiendo vino», porque «el vino ha formado parte de nuestras vidas, forma parte de nuestra dieta, ha formado parte de nuestros antepasados», por lo que «luchemos sobre todo para que el vino siga formando parte de nuestros hijos». El acto finalizó de una manera muy singular, con unas breves explicaciones de cómo catar: vista, olfato, gusto y oído; sí, oído, porque el vino también tiene su sonido, el de las copas al brindar, algo que hizo Frutos con el alcalde «en honor de los enólogos del pasado que han conservado y han transmitido la cultura del vino».

Fotos

Vídeos