Cuarenta mayores estrenan la nueva residencia geriátrica del antiguo colegio de las Jesuitinas

Dos residentes en uno de los salones del centro. /R. GÓMEZ
Dos residentes en uno de los salones del centro. / R. GÓMEZ

La empresa Clece ultima el acuerdo para habilitar doce apartamentos tutelados en el palacio contiguo

J. Asua
J. ASUAVALLADOLID

Abrió sus el 19 de marzo, después de nueve meses de obras. La empresa Clece, adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Valladolid, ha culminado la reconversión del antiguo colegio de las Jesuitinas, vacante desde 2009, tras el traslado del centro a la Carretera de Segovia, en la mayor residencia geriátrica del casco histórico, con 103 habitaciones y capacidad para 180 personas. Cuarenta mayores ya ocupan plaza en estas instalaciones, en las que se han invertido cinco millones de euros, mientras que otros treinta se incorporarán en las próximas semanas al contar con reserva. La residencia Los Patios del Palacio se ubica en la manzana delimitada por las calles López Gómez, Núñez de Arce, Fray Luis de León y Francisco Javier Martín Abril, con entrada por esta última vía.

La apertura de este espacio, con precios entre los 1.595 y los 2.100 euros al mes por plaza, dependiendo de si es habitación doble o individual y del grado de dependencia del usuario, es la primera fase del proyecto de la empresa para esta manzana. Fuentes de Clece, que acaba de inaugurar otra residencia junto al Parquesol Plaza, confirmaron que el acuerdo para transformar el palacio de los Escudero Herrera en doce apartamentos tutelados, también para personas de edad avanzada, está a falta de los últimos flecos. El plan contempla ubicar en la planta baja del céntrico inmueble histórico una clínica de fisioterapia y rehabilitación, abierta al público en general.

Más información

Mientras la parte privada remata su proyecto para este entorno, que en su momento se planteó que iba a acoger un hotel de cinco estrellas, el Ayuntamiento ha sacado a concurso público el alquiler de un local en el casco histórico para que se convierta en el centro de mayores municipal. Actualmente, este servicio se ubica en la misma manzana que la residencia, en el palacio de los Villagómez, contiguo al de los Escudero Herrera, pero el Consistorio ha tenido que sacar a licitación la dotación para favorecer la libre concurrencia.

Según figura en el pliego, se busca un espacio con una superficie útil de entre 1.500 y 1.700 metros cuadrados, que tenga condiciones de accesibilidad para personas con movilidad reducida y que cuente con una gran sala común, otras siete aulas para acoger talleres y actividades y una zona de cafetería. El Ayuntamiento destinará una partida de 120.000 euros como máximo para arrendar durante dos años las instalaciones que resulten seleccionadas, con la posibilidad de prorrogar el contrato durante otros dos ejercicios. Los usuarios potenciales del futuro centro municipal de mayores del cogollo de la capital serían doce mil personas, según las estimaciones de la Concejalía de Servicios Sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos