CSIF entrega al alcalde Óscar Puente una propuesta para desbloquear el conflicto de Auvasa

El alcalde, Óscar Puente, y el concejal Luis Vélez, (centro) con directivos de Auvasa. /A. MINGUEZA
El alcalde, Óscar Puente, y el concejal Luis Vélez, (centro) con directivos de Auvasa. / A. MINGUEZA

El sindicato plantea la aplicación paulatina de los 30 minutos de descanso en cinco líneas

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

El sindicato CSIF, con tres representantes en el comité de Autobuses Urbanos de Valladolid S. A., ha entregado al alcalde de la capital, Óscar Puente, y al concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, una propuesta con dos apartados con la que pretende desbloquear la negociación con la empresa respecto al convenio colectivo, el calendario laboral para 2018, y el sistema de descansos, con el que buscan evitar que el Ayuntamiento aplique la partición de la jornada continua a 353 conductores.

La iniciativa de CSIF, que no está respaldada por el momento por las otras tres organizaciones sindicales en el comité (CC OO, CTA y UGT) se hace "con el ánimo de desbloquear el enquistado conflicto laboral" que viene registrando la compañía municipal desde hace casi dos años, y la pretensión también de evitar medidas de protesta de los trabajadores coincidiendo con las Ferias de Valladolid en septiembre.

Según explicó Jaime de la Rosa, responsable de CSIF, "no hemos sido los trabajadores los que hemos montado todo este conflicto, ni para enrocarnos por la falta de aplicación de una sentencia que reconoce el derecho de los conductores a la media hora de descanso de los conductores en las jornadas que superen las seis horas seguidas. Ha sido la empresa la que se ha metido en este lío por acudir a los tribunales en lugar de dialogar".

Debate interno

La propuesta de CSIF, que será debatida mañana, viernes, en un pleno extraordinario convocado por el presidente del comité, José Luis Bustelo (CC OO), comportaría en relación a la media hora de descanso un acuerdo provisional durante una primera fase, en la que se aplicaría en las líneas 9, 15, 16, 18 y 19, y después al resto.

Los conductores de estas rutas dispondrían de dicho periodo de descanso durante su jornada de ocho horas, para cuestiones como el aseo personal, tomar un refrigerio o estirar las piernas tras la conducción. CSIF pide que esta reorganización de tiempos conlleve un análisis trimestral.

El sindicato recuerda al Ayuntamiento que "lo único que hemos pretendido desde el primer momento es que los conductores dispongan de unos tiempos de descanso en las cabeceras de las líneas, porque conducir ocho horas seguidas sin descansar suponen un riesgo para los usuarios del servicio de transporte y para la circulación en la ciudad".

Otro aspecto de la propuesta sindical se refiere a los calendarios de trabajo, descansos y vacaciones, en los que CSIF rebaja las pretensiones iniciales de los 94 conductores con el sistema de tríos a 89, número este fijado por la empresa en la reorganización de líneas, que pretende implantar este año para mejorar el servicio.

Respecto a las vacaciones de verano, CSIF aceptaría ampliar las quincenas de disfrute (actualmente en julio y agosto) a la segunda quincena de junio y la segunda de septiembre. "Dichos periodos sería voluntarios para los trabajadores que lo soliciten", explicó Alfonso García, que añadió que estarían dispuestos a aceptar la creación de una bolsa de empleados, también voluntaria, para cubrir faltas de personal en circunstancias como bajas por enfermedad, permisos por matrimonio, nacimientos, etc., y que se compensarían con descansos o en metálico.

Los representantes sindicales plantean al alcalde y al concejal Vélez que en caso de aceptar sus propuestas, éstas se someterían a una votación entre la plantilla, para que el acuerdo sea firmado entre las partes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos