El coordinador de Historia de la Selectividad, en el punto de mira

Alumnos vallisoletanos, durante las pruebas del martes. / A.M.

La Consejería explica que «en otras provincias no se han registrado quejas ni problemas» con el examen

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

Hoy concluye la Selectividad (EBAU) para los 3.705 estudiantes del distrito UVA, pero lo hará con el eco del examen de Historia de España del martes. Ayer, Comisiones Obreras y el grupo de Podemos en las Cortes de Castilla y León se sumaron a las críticas contra la Consejería de Educación. Podemos explicó que no se habían respetado «los acuerdos alcanzados durante las reuniones de armonización para el examen de Historia».Comisiones Obreras, mientras, señalaba que «la prueba de Historia en la Universidad de Valladolid ha cambiado los criterios a última hora y ha pillado de improviso a los estudiantes».

Todo esto, según la Consejería de Educación, responde a una actuación irregular por parte del coordinador de la materia en la Universidad de Valladolid, José Ramón Díez Espinosa. «En una reunión del 30 de marzo se deciden los 18 estándares y se meten en un sobre cerrado. En una reunión posterior de la Comisión de la EBAU se sacan los cinco sobres con las cinco propuestas de examen de cada materia y se sortea cuál de ellos irá para la prueba de junio, cuál para septiembre y cuál se reserva para el caso de que se produzcan incidencias», explica Pilar Garcés, directora general de Universidades.

«Todo este proceso es confidencial», añade. De hecho, los profesores de instituto participaron en la primera parte del proceso pero lo abandonaron cuando se procedió a elaborar los exámenes, con la intención de evitar filtraciones. A pesar de ello, posteriormente se registra «una incidencia» que obliga a convocar de nuevo a los coordinadores de la materia Historia de España de las universidades de Valladolid (UVA), Salamanca (USAL), Burgos (UBU) y León (ULE).

A esa reunión no asiste José Ramón Díez porque, según alega, se encuentra en plena fase de preparación de los Trabajos de Fin de Grado de sus alumnos. Previamente, el coordinador vallisoletano había explicado a los profesores de algunos institutos que había«18 estándares fijos», lo que no quiere decir que el resto del temario, compuesto por 97 temas, no fuera materia de examen. Entonces llegó a sus oídos que en la reunión de Salamanca se había cambiado la prueba y trata de contactar con los institutos con los que había hablado para «anular las recomendaciones» que había hecho.

En caso de incidencia

Es posible que en la reunión el resto de coordinadores decida sustituir el sobre elegido por sorteo por el reservado para incidencias, pero eso está contemplado en la normativa y es algo que se ha hecho otros años. Lo irregular, vienen a decir en Educación, es que un coordinador haga recomendaciones sobre la prueba, algo que puede ser considerado, llevado al extremo, un delito. Y también que haya profesores que, confiando en lo dicho sobre los estándares, hayan transmitido que ‘solo’ entraban esos temas. De hecho, explican en la Consejería, no se han recibido quejas similares respecto al examen de Historia en las provincias que dependían de otros coordinadores, solo en Valladolid y Soria.

Al final, de las seis preguntas de cada opción había tres estándares que coincidían con esos «fijos» de los que hablaba Díez Espinosa y una cuarta que tenía relación muy estrecha con otro de ellos, según explicó un profesor de instituto a El Norte. Díez Espinosa, que llevaba 25 años como coordinador de la prueba de Historia por parte de la UVA en Selectividad, presentó su dimisión al rector.

Fotos

Vídeos