Consternación en Hornillos en el entierro del joven asesinado en Medina

El coche fúnebre, ante la iglesia de San Miguel Arcángel de Hornillos. /Fran Jiménez
El coche fúnebre, ante la iglesia de San Miguel Arcángel de Hornillos. / Fran Jiménez

«Estamos todos muy tristes, ya que era un chico joven que venía al pueblo y es una situación muy delicada», afirma la alcaldesa

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZ

En la pequeña iglesia de San Miguel Arcángel, de la localidad vallisoletana de Hornillos de Eresma, los familiares, amigos y vecinos despidieron ayer por la tarde los restos mortales de J. M. G. G. La localidad natal de la madre de la víctima, que nunca antes había vivido una situación similar, se encuentra consternada, según confirmó la alcaldesa, Coral López. «Estamos todos muy tristes, ya que era un chico joven que venía al pueblo y es una situación muy delicada. Además también el presunto autor de lo ocurrido era un chico conocido en el municipio, puesto que había venido con su banda Kain a actuar en varias ocasiones», afirmó la alcaldesa.

En Hornillos ondean las banderas a media asta en señal de luto por lo ocurrido. Este mismo sentimiento de tristeza fue el que también se respira en el núcleo de población de Villaba de Adaja, en Matapozuelos, lugar en el que residía J. M. G. G. junto a sus padres y algunos de sus hermanos. El joven, que había cumplido los 26 años hace pocos meses, era el quinto de seis hermanos. «Una bellísima persona. Era muy bueno y reservado», según le describió una de sus hermanas.

Más información

J. M. G. G. falleció la noche del miércoles acuchillado por la expareja de una compañera de trabajo en Medina del Campo. El joven fue trasladado en ambulancia al hospital comarcal de Medina del Campo y no pudo superar la intervención que le fue practicada por la herida que presentaba en el abdomen.

El agresor ha declarado esta mañana en los Juzgados de Medina del Campo después de recibir atención médica por encontrarse «muy afectado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos