La conductora acusada de dos muertes en accidente asegura que paró en el Stop y no vio el camión

El accidente ocurrió en 2015,en la raqueta de entrada a la urbanización El Soto en Aldeamayor. /G. V.
El accidente ocurrió en 2015,en la raqueta de entrada a la urbanización El Soto en Aldeamayor. / G. V.

El camionero, que ha declarado como testigo, ha señalado que la acusada hizo «amago de parar, pero no lo hizo», una declaración que coincide con el informe del perito

El Norte
EL NORTEValladolid

Una joven acusada por la muerte de dos personas en un siniestro de tráfico, ocurrido al colisionar el turismo que ella conducía y un camión, ha asegurado hoy durante el juicio que sí se detuvo al ver una señal vertical de Stop, tras lo que miró hacia los dos lados y no vio ningún vehículo.

Así lo ha manifestado la encausada, R.S.D., durante la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Valladolid, por hechos ocurridos el 10 de noviembre de 2015, en los accesos de una urbanización de Aldemayor de San Martín, en la provincia vallisoletana.

La encausada, que no ha contestado a las preguntas de las acusaciones y sí de las defensas, ha explicado que después de parar en el Stop continuó la marcha, sintió el golpe -con el camión- y ya no supo más hasta que despertó.

Tras el impacto, murieron dos jóvenes que viajaban en el coche con la hoy encausada, otro que ocupaba el mismo vehículo sufrió lesiones muy graves -en la actualidad padece tetraparesia- y el conductor del vehículo pesado también resultó herido.

R.S.D. ha explicado que la prueba de alcoholemia y drogas que le practicaron tras el accidente en el hospital dio un resultado negativo, ha manifestado que iba muy despacio en el momento del suceso por que se detuvo en el Stop y ha aclarado que no conocía el trayecto por donde circulaba.

«Hizo intención de parar, como un amago de parar, pero no paró», ha manifestado sin embargo el camionero que sufrió el accidente y que ha declarado como testigo durante la vista oral.

«Yo iba a velocidad genérica y reduciendo por que iba hacia el cruce, iba como a setenta» kilómetros por hora pero aminorando la velocidad, «cuando vi que se saltó el Stop yo estaba encima y sólo frené a fondo», ha dicho el testigo, quien ha admitido que pudo girar un poco en esos momentos el volante de forma instintiva hacia la derecha.

También ha comparecido hoy un guardia civil como perito y testigo, quien ha ratificado el informe técnico que elaboró sobre los hechos y que incluyó que el vehículo circuló aquel día desde una urbanización para incorporarse a la carretera VA-200.

Por la vía principal circulaba el camión y la conductora del turismo no hizo el Stop e interceptó la trayectoria del vehículo pesado, que poco pudo hacer, ha relatado el agente, para el que el accidente fue «inevitable».

Como perito ha declarado además un médico especialista en traumatología, quien reconoció al joven que resultó herido y al que ha descrito como «gran lesionado», con «un deterioro cognitivo muy grave», con una «tetraparesia -disminución de la movilidad en las cuatro extremidades- moderada».

Ha explicado el perito que el afectado padece una incapacidad permanente absoluta y necesita ayuda de terceras personas de por vida, que el comprende lo que le dicen, pero, para comunicarse con la familia, requiere un sistema manejado con el iris. Ahora se le podrá implantar un método para que pueda ponerse de pie, pero no podrá andar, ha precisado el perito.

El fiscal pide provisionalmente cuatro años de prisión por dos delitos de homicidio por imprudencia y dos de lesiones, además de indemnizaciones de más de 800.000 euros, mientras la defensa reclama en sus conclusiones provisionales la absolución y alternativamente una pena de multa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos